emprender después de ser padre

Ventajas de emprender después de ser padre

Muchos de los emprendedores de éxito más populares son jóvenes, lo cual podría mandar un mensaje equivocado a la sociedad. Pero si la mayoría de los emprendedores son jóvenes es porque la sociedad les ha obligado. La crisis y el paro convirtieron el emprendimiento en la única vía de acceso al mercado laboral. En nuestra opinión, uno de los mejores momentos para emprender es después de ser padre. Hasta podemos mojarnos con una edad recomendada: a partir de los 40. ¿La razón? Una mezcla entre experiencia y madurez que ayudarán a que tu negocio avance más rápidamente. Hoy hablamos de por qué es mejor emprender después de ser padre.

Emprender después de ser padre mola y aquí tienes los motivos

  1. Mayor experiencia.

No es comparable la experiencia de alguien que ya ha sido padre o tiene cierta edad a la de un joven que acaba de salir del cascarón y sabe poco o nada sobre el mundo de los negocios. La experiencia es un grado y ayuda a focalizar y a tener las ideas mucho más claras, evitando caer en errores de principiantes.

Una persona con treintaytantos ha acumulado el bagaje profesional necesario para afrontar con garantías una aventura emprendedora. Además, cuenta con una red de contactos profesionales que llegado el caso podría serle de gran utilidad en su negocio.

  1. Mejor perspectiva.

Dice el refrán que más sabe el diablo por viejo que por diablo, y tiene toda la razón. Con la edad no solo se gana experiencia profesional, sino también perspectiva de la vida. Alguien que ha sido empleado en varias empresas tiene una visión de los negocios mucho más audaz y objetiva que otro a quién le acaban de firmar el grado universitario.

  1. Más seguridad financiera.

Para emprender con éxito es importante contar con un fondo de emergencias. Un buen colchón financiero te permitirá tomar decisiones sin prisas, sin pretender obtener resultados inmediatos y con el foco en el largo plazo.

Como es lógico, será mucho más fácil disponer de esta seguridad económica a alguien que tenga +40 que a otro que aún están en +20, sencillamente porque ha tenido la oportunidad de ahorrar durante más tiempo. En circunstancias normales, a más años, mayor colchón de ahorros para afrontar imprevistos.

  1. Sabes quién eres.

Otra ventaja importantísima de emprender a partir de cierta edad es que ya sabes quién eres. Por muy filosófico que pueda parecer, conocer tus puntos fuertes y débiles puede marcar la diferencia. No emprenderás “a lo loco”, sino siendo plenamente consciente de qué cosas te gustan, en cuáles eres mejor que el resto o cuáles tendrás que delegar.

  1. Quieres dejar un legado.

Si ya tienes una pareja, hijos, un hogar, el coche pagado y, en definitiva, disfrutas de cierta estabilidad, ¿qué más puedes pedirle a la vida? Simple, dejar un legado que sirva de referencia y punto de apoyo a los que lleguen detrás.

Con 40 años no querrás fracasar. No hay tiempo para más oportunidades.  Querrás que el árbol que siembres tenga unas raíces fuertes para que crezca y de sombra durante muchos años.

¿Necesitas más motivos para emprender después de ser padre?

boton zaplo blog