vender con un blog

¿Qué puedo vender con un blog para ganar dinero?

Por si aún no te habías dado cuenta, vivimos en la sociedad del conocimiento. Tu cerebro es tu bien más valorado y tu principal herramienta para ganar dinero. Y como no podría ser de otra forma, internet es el complemento ideal del que dispones para comenzar a monetizar tus ideas. Cada día nacen miles y miles de nuevos blogs en el mundo. Un blog es como un bar. Y vender con un blog es posible. Es ese sitio al que todo el mundo va y en el que todo el mundo pasa un buen rato. Por tanto, es también el lugar ideal para poner a trabajar tu cerebro.

¿Te has preguntado alguna vez qué puedes vender con un blog para ganar dinero?

A continuación te damos la respuesta:

  1. Servicios.

La forma más fácil y directa de ganar dinero con un blog es poniendo a la venta un servicio. Este método es válido para abogados, asesores, consultores, psicólogos, profesores, coachs y freelances en general. Cualquier persona capaz de ofrecer un servicio a la sociedad puede usar un blog para ganar clientes.

El procedimiento es tan simple como publicitar tu servicio a través del blog y cobrar por él. Por ejemplo, puedes hacer una consulta de psicología de una hora por skype y cobrar 60 euros. O puedes vender un servicio de mentoring 1 to 1 para enseñar a crear una empresa en 6 meses por 1.100 euros.

  1. Productos digitales.

La venta de productos digitales en internet es el método más cómodo, aunque no el más rápido, para obtener ingresos pasivos a largo plazo con nuestro blog. Son productos digitales los ebooks, los audiolibros, los vídeos, los cursos online, las suscripciones, las membresías o los webinars, por citar algunos.

Por ejemplo, si se te dan muy bien las matemáticas puedes hacer un curso de 30 vídeos de entre 5 y 10 minutos cada uno en el que enseñas matemáticas a preuniversitarios. Posteriormente subes el curso a una plataforma tipo Hotmart y cobras una membresía por el acceso ilimitado a todos los vídeos. En este caso el blog sería la herramienta de promoción y venta del curso.

  1. Afiliación.

Si tu blog tiene muchas visitas y está bien posicionado en Google en su temática (o al menos para determinadas keywords), puedes apuntarte al programa de afiliados de alguna marca comercial y comenzar a vender sus productos a cambio de una comisión. Amazon, por ejemplo, cuenta con un montón de blogs que “trabajan” como afiliados suyos. De esta manera, vender con un blog se convierte en coser y cantar.

Así, si eres amante de la tecnología puedes escribir en tu blog artículos con reviews a fondo de los últimos smartphones que salen al mercado y al final del artículo dejar un enlace a Amazon en el que tus lectores puedan comprar dicho producto. Si la venta se cierra, las cookies actuarán como chivatas, le dirán a Amazon que tú has recomendado la venta y cobrarás una comisión. Lo mismo pasa con los blogs de viajes, por ejemplo.

  1. Publicidad.

Para ser sinceros, es la forma que menos nos gusta para vender con un blog. A no ser que consigas que tu blog sea todo un referente, no conseguirás vivir de los ingresos por publicidad que este genere. Piensa que para conseguir ganar solo 1.000 euros necesitarás un tráfico web enorme.

Quizás por lo fáciles de implementar que son, los anuncios de Adsense son los más populares cuando hablamos de publicidad. Sin embargo, existen otras opciones más complejas de monetizar pero también más rentables a largo plazo, como la venta de enlaces, los posts patrocinados, las reseñas de pago o los patrocinios.

  1. Productos físicos.

Si ya dispones de una tienda física en la que vendes algún producto material, a través de un blog podrás conseguir que tus ventas se multipliquen exponencialmente.

Piensa que si tu tienda está ubicada en Zaragoza, por ejemplo, tus clientes potenciales serán las personas de Zaragoza. Sin embargo, si tu tienda está en internet, tus clientes potenciales serán millones de personas de todo el planeta.

boton zaplo blog