ahorrar luz

Trucos que NO funcionan para ahorrar luz en invierno

Todos queremos ahorrar luz, sobre todo cuando llega el invierno y mantener la casa caliente conlleva disparar el consumo eléctrico. En internet existen infinidad de trucos para conseguirlo, pero también muchos que no dan los resultados que prometen.

Por esta razón, hemos pensado que sería interesante arrojar un poco de luz en este asunto y recopilar en un artículo los trucos que NO funcionan para ahorrar luz en invierno. ¿Empezamos?

NO hagas esto si quieres ahorrar luz en invierno

  1. Dejar las luces encendidas porque consumen menos que si las apagamos para volver a encenderlas luego.

Mucha gente piensa que si va a salir un rato de una estancia para regresar pasados unos minutos, será más económico dejar las luces encendidas en lugar de apagarlas al salir y volver a encenderlas al regresar. Esta leyenda urbana es totalmente falsa.

Si vamos a salir de una habitación, aunque tengamos pensado regresar dentro de tres minutos, debemos apagar las luces. Es cierto que al encender la luz, durante una milésima de segundo el consumo de energía se multiplica, pero esto es inapreciable en la factura. Créenos, las bombillas encendidas durante varios minutos gastan más electricidad que si las apagamos para volverlas a encender.

  1. No apagar la calefacción.

Estamos en la misma situación que en el punto anterior. Muchas personas creen que para ahorrar electricidad con la calefacción hay que mantenerla siempre encendida y a una temperatura constante. Están seguros de que esto es más barato que encenderla y apagarla en función de si estamos o no en el hogar. Se equivocan.

Si vamos a ausentarnos durante un tiempo, hay que apagar la calefacción. Y si no vamos a entrar en alguna habitación mientras estamos en casa, también hay que apagar la calefacción de esa habitación para no gastar por gastar. Lo ideal es usar un termostato que permita encender y apagar la calefacción en función de la hora del día.

  1. Utilizar ahorradores de energía.

¿Has oído hablar de unos aparatos que permiten ahorrar en la factura de la luz sin que tengas que modificar tus hábitos ni hacer nada? Se llaman ahorradores de la luz, aseguran tener una tecnología revolucionaria y prometen eliminar la energía sobrante, redistribuir el consumo de la red, reducir la subida de tensión y, en definitiva, ahorrar luz. Pues es todo mentira.

Ojalá pudiésemos decirte que estos aparatos son útiles para ahorrar electricidad y que notarás una reducción en tu factura al utilizarlos, pero lo cierto es que no es así. Son simples capacitadores o condensadores incapaces de generar un ahorro eléctrico en un hogar familiar.

Si de verdad quieres ahorrar electricidad en casa sin recurrir a trucos de magia, te recomendamos que pongas en práctica estos consejos y, lo más importante de todo, que uses la cabeza y que seas responsable con tu consumo eléctrico.

boton zaplo blog