ahorrar combustible

15 trucos infalibles para ahorrar combustible

Salvo que tengas la suerte de tener un coche eléctrico, en el momento en el que arrancas tu vehículo empiezas a quemar gasoil o gasolina. ¿Te gustaría aprender a ahorrar combustible? Aquí tienes 15 trucos con los que hacerle un favor a tu cartera y al medio ambiente.

Ahorrar combustible es fácil si sabes cómo

1º. Optimiza el arranque y la puesta en marcha. Lo conseguirás si no pisas el acelerador al arrancar el motor y si pasas de primera a segunda a los dos segundos de poner el coche en movimiento.

2º. Usa el control de velocidad. Si tu coche cuenta con control de velocidad deberías usarlo al conducir en autovía. Es la mejor forma de mantener estable la velocidad del vehículo y así evitar gastar combustible de más.

3º. Evita los acelerones. No estás intentando hacer la vuelta rápida en el circuito de Jerez así que no hace falta que des acelerones antes de cambiar bruscamente de marcha. Cuanto más suave sea tu conducción menor será el consumo.

4º. Acostumbra a frenar con el motor. En la línea del truco anterior, si te acostumbras a frenar reduciendo marcha en lugar de esperar a última hora para pisar el freno podrás ahorrar combustible.

5º. Si el vehículo va a estar parado, apaga el motor. Mucha gente acostumbra a dejar el motor en marcha mientras espera a otra persona durante 5 o 10 minutos. De media, a ralentí el consumo es de 0,13 litros en 10 minutos.

6º. Circula con marchas largas. Las marchas cortas son las que más gastan. Si conduces con marchas largas y a bajas revoluciones el consumo es mucho menor.

7º. Planifica tus rutas. Antes de salir echa un ojo a Google Maps para conocer el estado del tráfico, evitar atascos y usar la ruta más óptima. A veces es mejor una ruta larga sin tráfico que una más corta pero con tráfico denso.

8º. Comprueba la presión de los neumáticos. Si tus neumáticos tienen una presión de 0,5 bares inferior a la recomendada por el fabricante el rendimiento del combustible empeora entre un 2 y un 4%.

9º. Conduce por debajo de los límites de velocidad. Suena a evidencia pero la diferencia entre circular a 120 kilómetros por hora o a 100 puede suponer un ahorro del 20% de combustible.

10º. Aprovecha las bajadas y subidas. En bajada puedes adelantar el cambio de marcha para circular a bajas revoluciones. En subida debes hacer lo contrario: retrasar la reducción de la marcha todo lo que puedas.

11º. Elimina peso. Tu coche no es el desván en el que esconder lo que no sabes dónde guardar en casa. Si reduces las cargas innecesaria la conducción será más eficiente y el consumo de combustible menor.

12º. Compara las gasolineras antes de repostar. Existen apps para descubrir cuales son las gasolineras más baratas de tu zona. Puedes aprovechar también las promociones de algunas compañías si pagas con tarjeta, si repostas una determinada cantidad, si tienes tarjeta de fidelización…

13º. Haz el repostaje por las mañanas, ya que la temperatura del carburante es menor, y a ser posible los lunes, que es el día más barato de la semana.

14º. Hazle un buen mantenimiento a tu vehículo. Si el coche tiene sus filtros del aire y de aceite al día y, en general, está bien cuidado, el consumo de gasolina también será menor.

15º. Comparte coche. Si compartes vehículo en tus desplazamientos, ya sea con compañeros de oficina o a través de plataformas como BlaBaCar, el combustible lo pagaréis entre todos y el desplazamiento será más barato (y ameno).

¿Te han gustado estos trucos para ahorrar combustible? Si es así no dudes en compartirlos en tus redes sociales para que también los conozcan tus amigos y familiares.

boton zaplo blog