ahorrar con una boda

11 trucos infalibles para ahorrar con una boda

Pocas cosas hay en la vida más emotivas y caras que una boda. Las bodas de hoy en día cuestan mucho dinero. Sin embargo, ahorrar con una boda es más fácil de lo que parece si se enfoca la celebración con la perspectiva correcta. Coge boli y papel porque a continuación te vamos a dar 11 trucos para ahorrar en el día de tu boda sin que falte ni un solo detalle.

Ahorrar con una boda es posible si sigues nuestros trucos

  1. Comienza a prepararlo todo con mucha antelación. Por ejemplo, dos años antes del día de la boda. Evita las prisas y las compras poco estudiadas. Con dos años de antelación tendrás tiempo de presupuestar todos los gastos e hilar fino con cada euro que sale de tu bolsillo.
  2. Evita que la fecha de boda sea en los meses más populares (de mayo a septiembre). La celebración será más barata si lo haces en cualquier otra mes con menos demanda. La fecha es clave para ahorrar con una boda.
  3. No te vuelvas loco con tu viaje de novios. Puedes disfrutar de una luna de miel de ensueño en un lugar paradisiaco sin necesidad de gastar más dinero del necesario. Lo espectacular no tiene por qué ser caro.
  4. Se cauto con la lista de invitados. Los familiares intentarán que invites a primos o amigos de la familia con lo que apenas tienes contacto. Esto encarecerá notablemente tu boda. No dudes y deja de lado las invitaciones por compromiso. Para ahorrar con una boda es clave tener muy en cuenta el número de invitados.
  5. El vestido de novia y el traje de novio son caros, por lo que puedes plantearte comprarlo de segunda mano o alquilarlo. Piensa que solo vas a usarlo ese día. Pasada la boda lo guardarás en el armario y te olvidarás de él para siempre.
  6. En el caso de la novia, negocia el precio de la peluquería, el del maquillaje y el del ramo de novia. No permitas que te cuelen un precio inflado. Ninguna de estas tres cosas puede costar el doble de lo que costarían si no hubiese una boda de por medio.
  7. Ahorra con las invitaciones. En lugar de pedirlas a una imprenta, anímate a crear tu propio diseño personalizado. Por ejemplo, una foto original de los novios con mensaje. O mejor aún, usa las nuevas tecnologías. No te vamos a pedir que crees un grupo de Whatsapp titulado “Invitados a mi boda”, pero sí que podrías grabar un vídeo gracioso y enviarlo a todos tus invitados. Es original y le encantará a todo el mundo. ¡Perfecto para ahorrar con una boda!
  8. No te excedas con la decoración de casa, del salón o de la iglesia. Puedes ahorrar en gastos con una decoración mona y minimalista.
  9. Búscate a un amigo aficionado a la fotografía y encárgale el reportaje fotográfico. Si no te fías y prefieres a un profesional, compara y pide presupuestos. Las diferencias en precios pueden llegar a ser abismales.
  10. No te vuelvas loco con el menú. Cada vez se estilan más las bodas tipo cóctel en detrimento de los menús formados por entrantes, primer plato, segundo plato y postre. Estos últimos son caros y pesados, sobre todo si se trata de una cena.
  11. Mete la tijera todo lo que puedas en los gastos prescindibles de la boda: el coche de alquiler, la banda de música en directo, los regalos a los invitados, las mesas de dulces, el fotomatón… Estos pequeños detalles no hacen que una boda sea mejor, pero sí que sea bastante más cara.

Estamos seguros de que si pones en práctica estos consejos el ahorro será considerable. ¡Pásalo genial y disfruta de tu gran día sin gastar de más!

boton zaplo blog