tramos del IRPF

¿Por qué son tan importantes los tramos del IRPF?

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) es uno de los impuestos más populares de nuestro país. Todos los meses, al recibir la nómina, un porcentaje del salario bruto “desaparece” en concepto de IRPF y va a parar a las arcas de Hacienda. Pero… ¿por qué son tan importantes los tramos del IRPF?

Para el trabajador es un proceso automático y sobre el que no tiene control. El sueldo que se ingresa en su cuenta corriente ya incluye el “descuento” del IRPF. Son las empresas las encargadas de aplicar la retención a los salarios de sus trabajadores con el objetivo de adelantar parte de su pago al Estado.

El problema es que el importe aplicado no siempre es el correcto, razón por la que cada año hay que hacer la declaración de la renta:

  • Si esta nos sale “a ingresar” es porque la empresa nos ha retenido menos IRPF del que nos correspondía y, por tanto, tenemos que abonar la diferencia.
  • Cuando la declaración sale “a devolver” es porque el impuesto pagado ha sido excesivo. En este caso es Hacienda quién debe abonarnos el importe pagado de más.

Importante tener en cuenta que al tratarse de un impuesto que grava la riqueza, no es el mismo para todas las personas: cuánto mayores son los ingresos, mayor es el IRPF que se aplica.

Y aquí aparecen los problemas: ¿cómo se calcula el porcentaje a pagar por cada trabajador? La respuesta la encontramos en los denominados tramos del IRPF.

Los tramos del IRPF

El porcentaje de IRPF que cada empleado está obligado a pagar por sus rentas del trabajo lo establece cada año la Agencia Tributaria. En que sea mayor o menor influye su situación familiar (casado, soltero, número de hijos…), el tipo de contrato que tenga o su duración, pero sobre todo el salario bruto que percibe.

En Enero de 2019, los tramos del IRPF eran cinco, y cada uno de ellos está formado por un tipo estatal y por un tipo autonómico. La recaudación generada por el tipo estatal va a parar al Estado, mientras que la obtenida por el tipo autonómico se queda en las distintas comunidades autónomas. La suma de ambos tipos es el tipo total por el que tributa cada trabajador.

Puedes verlo en la siguiente gráfica:

Base aplicable

Tipo estatal  Tipo autonómico  Tipo total

De 0 a 12.450 €

9,50% 9,50% 19%

12.450 a 20.200 €

12% 12% 24%
20.200 a 35.200 € 15% 15%

30%

35.200 a 60.000 € 18,50% 18,50%

37%

Más de 60.000 € 22,50% 22,50%

45%

 

Con un ejemplo lo entenderás mejor.

Imagina que Francisco gana 34.000 euros brutos al año. ¿Cuánto tendrá que pagar de IRPF?

  • Primer tramo: paga un 19% de 12.450 euros à365,5 euros.
  • Segundo tramo: abarcaría el salario que va de 12.450 a 20.200 euros. Pagaría un 24% de 7.750 euros à860 euros.
  • Tercer tramo: paga un 30% de 13.800 (la diferencia entre 34.000 – 20.200 euros) à140 euros

En total, Francisco pagaría 8.365,5 euros en concepto de IRPF, por lo que su salario neto se quedaría en 25.634,5 euros.

Fácil, ¿verdad? Como puedes ver, estos tramos del IRPF son fundamentales para calcular cuánto pagaremos de IRPF.

 

boton zaplo blog