trabajos que puedes hacer desde casa

5 trabajos que puedes hacer desde casa sin internet

¿Se puede trabajar desde casa y generar ingresos? Por supuesto que sí: bloggers, influencers, youtubers y emprendedores online de todo tipo ya lo están consiguiendo. ¿Y trabajar desde casa pero sin usar internet? También se puede, aunque se habla menos de ello. Hoy hablaremos de trabajos que puedes hacer desde casa sin necesidad de tener internet.

No hace falta tener un ordenador ni ser un experto en redes 2.0 para ganar dinero sin moverte del hogar, dulce hogar. Hay gente que lleva haciéndolo años. Estos son algunos ejemplos de trabajos que puedes hacer desde casa sin internet.

Ejemplos de trabajos que puedes hacer desde casa sin conexión a Internet

1. Cuidador de niños

Debido a la alta demanda actual, las plazas de las guarderías públicas y privadas se agotan con facilidad. Es rara la familia en la que el padre y la madre no están trabajando y se ven obligados a dejar a sus hijos al cuidado de unos desconocidos. La oportunidad de negocio es incuestionable.

Si te gustan los niños pequeños puedes montar una pequeña guardería en el salón de tu casa, en la que cuidar a los hijos de tus amigos y vecinos. Seguro que estarán encantados de dejar a sus peques en tus manos y no en las de unos desconocidos.

Eso sí, asegúrate de que puedes cumplir todos los requisitos legales para poner en marcha este negocio.

2. Cuidador de mascotas

Si prefieres a los animales antes que a los niños puedes convertirte en un cuidador de mascotas profesional. Para alguien que se va a trabajar a las 7 de la mañana y que no vuelve a casa antes de las 7 de la tarde, cuidar a su perro o gato es prácticamente imposible.

Con un poco de publicidad local pronto te harás conocido y podrás ganar un dinero extra sacando de paseo a las mascotas del barrio, limpiándoles su zona de la casa, echándoles de comer, dándoles un baño o cortándoles el pelo.

Es una buena idea de negocio porque la gente que tiene mascotas suele estar dispuesta a gastar dinero en ellas, sobre todo si se sienten mal por no poder atenderlas como deberían.

3. Cocinero para familias

Si eres un apasionado de la cocina puedes rentabilizar tu hobbie cocinando para otros. No hace falta que cocines en casa ajena, puedes hacerlo en tu propia casa y luego vender tus creaciones a tus clientes. Pero también en este caso has de tener en cuenta que la regulación legal es muy estricta.

Una buena idea podría ser preparar menús caseros, sanos y equilibrados, y entregarlos a domicilio a la hora acordada. Personas que trabajan fuera de casa y que no tienen tiempo para cocinar estarán encantadas de pagar tu servicio.

Si además incorporas a tu portfolio comida para bebes tienes el éxito asegurado.

4. Planificador de eventos

Bodas, comuniones, bautizos, cumpleaños, despedidas de soltero, cenas de empresa… No es ningún secreto, a los españoles nos va la marcha. Fíjate en el montón de eventos que podrías planificar si sabes moverte en los ambientes adecuados.

Pero lo eventos no tienen por qué centrarse en juergas familiares o de amigos, también puedes planificar conferencias, meetups, reuniones empresariales… Seguro que son muchas las empresas dispuestas a delegar esta tarea en un profesional independiente.

5. Reventa offline

La compra-venta de productos existía mucho antes de que Wallapop o Mil Anuncios coparan el mercado de segunda mano en España. Como competir con plataformas de este tipo no es una opción, podrías especializarte en la reventa offline.

¿Recuerdas esos carteles de “Compro oro”? ¿Y por qué no muebles, ropa, ordenadores, libros… para luego venderlos? Otra opción es que te conviertas en comisionista y vendas cosas que en realidad no tienes. Cuando alguien se muestre interesado por ellas tú las compras y las revendes a un precio superior.

boton zaplo blog