trabajar desde casa

5 ventajas y 5 inconvenientes de trabajar desde casa

Lo has leído en muchos sitios, lo has oído por activa y por pasiva y cada vez conoces a más personas que lo practican. Desplazarse desde casa hasta la oficina para trabajar es muy de principios del S.XX. Los tiempos han cambiado. Las formas de trabajar han cambiado. Y el teletrabajo ha llegado para quedarse. Pero, ¿es tan beneficioso trabajar desde casa como cuentan o hay gato encerrado? Hoy te contaremos las 5 principales ventajas y los 5 grandes inconvenientes de trabajar desde casa. Esperamos que te sirven para te tengas una opinión bien formada sobre el tema.

trabajar desde casa

Cinco inconvenientes del teletrabajo

  1. Siempre estás trabajando. Por mucho que te impongas un horario, la delgada línea que separa tu vida profesional de la personal será casi inexistente. Como consecuencia, la sensación de muchos teletrabajadores es la de estar todo el día trabajando, desde que se levantan hasta que se acuestan.
  2. Menor vinculación emocional con tu empresa y con tus compañeros. Trabajas solo y, por mucho email, mucho Slack o mucho Skype que uses en tu día a día, eres un lobo solitario. No habrá pausa frente a la máquina del café ni cuchicheo con tus compis de trabajo a la hora del almuerzo. Estáis tú y tu ordenador solos ante el mundo.
  3. Trabajar en equipo es más difícil. Aunque las nuevas tecnologías lo facilitan cada vez más, a la hora de hacer un trabajo complejo en equipo suelen surgir bastantes complicaciones. El face to face es mucho más efectivo para estos quehaceres.
  4. Aislamiento. Muchos trabajadores en remoto se sienten sumamente solos, aislados y sin conexión con otras personas. Es fundamental no perder el contacto humano. De lo contrario, el riesgo de exclusión podría lastrar la calidad de vida de ese trabajador.
  5. Las interrupciones serán constantes. Trabajar desde casa implica coger el teléfono para escuchar impertinentes ofertas comerciales, abrirle la puerta al cartero o tender la ropa cuando acaba la lavadora. De no combatirlas de forma correcta, estas interrupciones pueden terminar afectando a la productividad.

Cinco ventajas del teletrabajo

  1. Tienes el horario que quieres. Podrás trabajar de 9 a 5. También podrás despertarte a las 12 del medio día y comenzar a trabajar a las 5 de la tarde. ¿Y si en lugar de descansar el fin de semana lo haces los lunes, los miércoles y los sábados? Tú decides cómo te organizas.
  2. Mayor conciliación familiar. Podrás llevar a tus hijos al colegio, asistir a sus obras de teatro o hacer la compra del supermercado con tu pareja. Trabajas en casa y puedes conciliar tus tareas profesionales con tu vida familiar.
  3. Optimizas el tiempo y aumentas la productividad. No tienes que perder una hora en ir y venir al trabajo. Tampoco perderás dos horas en comerte un menú en el restaurante que está al lado de la oficina. Las ganancias de tiempo del teletrabajador son enormes. Como consecuencia, también su productividad es mucho mayor.
  4. Ahorras más dinero. Es más barato trabajar desde casa. Salvando la inversión inicial en mobiliario y en equipamiento informático, ahorrarás bastante dinero si evitas el desplazamiento a la oficina. Por ejemplo, no gastarás en trajes y corbatas. Tampoco en bolsos y tacones. Además, tus gastos hormiga serán mucho menores.
  5. Tienes la independencia geográfica. No necesitarás vivir en la misma ciudad en la que se ubique tu empresa. Por el contrario, puedes vivir y trabajar desde Menorca para una empresa ubicada en Estados Unidos. Esto también favorece la atracción del talento, ya que las empresas podrán contratar a los mejores trabajadores posibles.

boton zaplo blog