problemas financieros

Tips para evitar problemas financieros con tu pareja

Toda pareja tiene como mínimo tres pilares sobre los que se sustenta la buena salud de su relación: el afecto, la educación de sus hijos y el dinero. Si uno de esos pilares falla, antes o después surgirán problemas. Sobre el tema económico, que no es moco de pavo, tenemos bastante que decir. ¿Preparado/a? Vivir en pareja implica compartir muchas cosas, unas materiales y otras inmateriales. Entre esas cosas que se comparten está el dinero. Por ello, y para evitar rigideces sentimentales innecesarias, te invitamos a poner en práctica estos 10 consejos con los que evitar problemas financieros con tu pareja.

Si no quieres problemas financieros con tu pareja, estudia este decálogo

  1. Decidid el tipo de economía de pareja que queréis usar. En otras palabras, ¿cuentas individuales o conjuntas? Ambas tienen sus ventajas e inconvenientes y la decisión dependerá en gran medida de lo consolidada que esté la relación y del nivel de ingresos de cada miembro.
  2. No deleguéis la responsabilidad de la gestión económica en solo un miembro de la pareja. Tanto él como ella han de estar al día de las cuentas generales de la casa y saber cuánto se ingresa y cómo se gasta.
  3. Estableced un presupuesto mensual de gastos y cúmplanlo. De esta forma, cada vez que empiece un nuevo mes habrá una referencia escrita sobre cómo se espera que evolucione la economía familiar.
  4. Decidid el porcentaje de ahorro mínimo mensual que quieren conseguir y estableced un plan para lograrlo. Te ayudará saber estos tres trucos para ahorrar más sin quitarse de las cañas del bar.
  5. Sentaos a hablar de dinero como mínimo una vez a la semana. Diez minutos serán más que suficientes para repasar en qué os habéis gastado el dinero esta semana y qué es lo que se espera que gastéis la próxima.
  6. Estableced metas financieras anuales y revisadlas cada trimestre. Es importante contar con un objetivo económico a doce meses que motive a la pareja a cumplir sus objetivos.
  7. Respetad los gastos personales importantes del otro miembro. Quizás a él le guste gastar en tecnología y a ella en formación, o al revés. Si esos gastos hacen feliz a nuestra pareja, ¿por qué no vamos a respetarlos?
  8. No toméis decisiones financieras importantes sin consultar a su pareja. No hace falta preguntar si se deberían comprar tres cajas de agua o cuatro, pero sí si queremos amortizar parte de una deuda o comprar un nuevo televisor para el salón.
  9. No tengáis secretos el uno con el otro. No hay necesidad de ocultarle gastos a nuestra pareja y mucho menos de tener cuentas secretas. La confianza plena ha de llegar también al tema económico para no tener problemas financieros.
  10. Aprended a ceder a favor de vuestra pareja. Que las rigideces no impidan a nadie alcanzar sus sueños. Hoy cedo yo, mañana cedes tú. Ambos somos felices y así evitamos problemas financieros.

Como puedes comprobar, de lo que se trata es de evitar malentendidos y conflictos estableciendo reglas y respetando ciertos compromisos. La sinceridad y la comunicación son los dos factores fundamentales para mantener alejados los problemas de pareja cuando el dinero entra en juego.

boton zaplo blog