tipos de clientes

5 tipos de clientes con los que tendrás que lidiar en tu negocio

La atención al cliente es fundamental en cualquier negocio. En ocasiones, es incluso más importante que el precio o las características del producto en sí. Por esta razón, te preguntamos: ¿estás atendiendo de forma correcta a los tuyos? Hablemos de los tipos de clientes que te vas a encontrar.

Porque si quieres cerrar ventas con éxito es importante que sepas que no todos los clientes son iguales: los hay muy seguros de sí mismos, indecisos, vanidosos, apresurados, desconfiados… En este artículo te hacemos un resumen de los cinco tipos de clientes más habituales que puedes encontrarte en tu empresa.

¿Qué tipos de clientes existen?

  1. El cliente decidido

Es el cliente menos complicado de todos. Y es que este ya ha hecho su particular estudio de mercado. No solo ha investigado a fondo el producto que desea comprar (sus características, sus ventajas e inconvenientes…) sino también los productos sustitutivos (los de otras marcas que cumplirían la misma función).

Pero no solo eso. También ha estudiado los distintos puntos de venta, y si se ha plantado en la puerta de tu negocio es porque muy probablemente esté decidido a comprar allí. No lo presiones, resuelve las pocas dudas que pueda plantearte (probablemente dudas a nivel técnico) y deja que sea él quién cierre la operación.

  1. El cliente indeciso

Este tipo de cliente es bastante complicado para el vendedor. Está interesado en comprar algo pero no se decide: le encuentra inconvenientes al producto, no decide el modelo o la marca, le parece caro, duda si realmente le será útil o no…

Si te encuentras con un cliente indeciso, pon el foco en sus necesidades y trata de guiar su compra. Por ejemplo, formulándole preguntas concretas para saber qué desea comprar, transmitiéndole confianza sobre el producto en cuestión (debe entender que es una buena compra) y dándole a entender que podría devolverlo si se arrepintiese.

  1. El cliente negociador

Este también es duro y va a exigir que pongas sobre la mesa tus mejores cualidades comerciales. El cliente negociador va a intentar obtener ventajas en todo, principalmente en el precio. Lo importante para él es creer que ha hecho una compra mejor que el resto de clientes. Para lograrlo negociará el precio, los plazos de entrega o incluso intentará que le regales algo.

Es muy importante que le escuches y que seas flexible, ya que de lo contrario él y sus negociaciones se irán a tu competencia, pero fija límites. No te dejes arrastrar por su vorágine regateadora y no aceptes todo lo que te exija.

  1. El cliente listillo

El cliente listillo es aquel que cree que sabe más que tú. Ha investigado a fondo el producto en internet y se cree en posesión de la verdad absoluta, por lo que no aceptará tu opinión y constantemente cuestionará tus argumentos.

Si quieres cerrar una venta con él, atiéndelo resolviendo sus dudas, no entres al trapo en la discusión que seguro intentará tener y limítate a aclarar las cuestiones que te plantee.

  1. El cliente con prisas

Si te encuentras ante un cliente que tiene prisas por comprar (quizás porque odia las compras o porque llega tarde a algún sitio), pon tu foco en el tiempo de respuesta.

No lo aburras con largos argumentos ni alargues más de lo necesario su experiencia de compra, a no ser que quieras que huya. Vas a tener que ser ágil y rápido dándole la información básica sobre el producto. Solo quiere comprar e irse.

Estos son los cinco tipos de clientes más habituales en cualquier negocio. Conocerlos y saber lidiar con ellos es fundamental.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Zaplo podemos ofrecerte un crédito rápido de hasta 2.500 euros (800 si es la primera vez que lo solicitas) a devolver de forma flexible y en cómodos plazos. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!

boton zaplo blog