subida de sueldo

Cómo afecta una subida de sueldo a mi IRPF

Una subida de sueldo debería ser un motivo de alegría. Sin embargo, está muy extendida la falsa creencia de que puede llegar a implicar no cobrar más a fin de mes e, incluso, ganar menos que antes del aumento.

Esta idea se ha ido extendiendo a medida que la población se ha ido familiarizando con uno de los impuestos que interviene en el cálculo del salario neto: el IRPF.

El IRPF, o Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, es un impuesto de tipo progresivo que grava las rentas de los contribuyentes. Cuanto más dinero ganas, más pagas.

Este impuesto se divide en diferentes tramos, que son los que generalmente causan confusión entre la población.

La escala de tramos del IRPF

El motivo de esta escala es reducir el pago de impuestos a aquellos contribuyentes con las rentas más bajas y aumentar la recaudación de las rentas más altas. Los tramos aprobados para 2019 son los siguientes:

Base imponible (€) Tipos a aplicar
Desde Hasta
0 12.450 19%
12.450 20.200 24%
20.200 35.200 30%
35.200 60.000 37%
Más de 60.000 45%

Pero mucho ojo porque estos tramos no se aplican sobre la totalidad de tu renta. Si fuese así, una persona que cobrara 35.000 €, con una retención del 30% (10.500 € de retención) ganaría más que otra que ganase 36.000 €, con un 37% (13.320 € de retención).

No funciona así. Por el contrario, el cálculo es progresivo.

Cálculo progresivo del IRPF

Al ser un impuesto progresivo y a tramos, hay que tener en cuenta cada uno de los porcentajes de la tabla. Se pueden aplicar diferentes tipos:

  • Tipo marginal. Es el tipo más elevado que se aplicará, y vendrá dado por el salario bruto del contribuyente.
  • Tipo efectivo. Es el tipo medio que pagará el trabajador tras haber aplicado todos los tramos.

A modo de ejemplo, para calcular la cuota íntegra de dos salarios muy similares, de 35.000 € y de 36.000 €, hay que tener en cuenta que se encuentran en diferentes tramos. El primero con un tipo marginal del 30% y el segundo del 37%.

Es decir, con un salario de 35.000 €:

  • Sobre los primeros 12.450 euros se aplicará un 19%;
  • de 12.450 a 20.200 euros un 24%;
  • de 20.200 a 35.000 un 30%.

Esto supondrá una cuota final de 8.665,50 €, o lo que es lo mismo, un tipo efectivo del 24,76%.

La renta de 36.000 €, tendrá que pagar los mismos 8.665,50€ hasta los 35.000 €. De los 1.000 € restantes:

  • Se deberá aplicar el 30% desde 35.000 hasta los 35.200;
  • y se pasará al tipo marginal del 37% desde los 35.200 hasta los 36.000 €.

La cuota final resultará de 9.021,5 €, con un tipo efectivo del 25,06%.

Con una subida de sueldo, ganarás más

Este ejemplo deja claro que una subida de sueldo con aumento de tipo marginal nunca va a producir una reducción en el salario neto final del trabajador. Lo realmente importante a la hora de realizar el cálculo es el tipo efectivo aplicado sobre cada renta.

No obstante, a cada nuevo tramo, el tipo marginal aumenta. Lo que genera que las rentas más altas tengan que tributar al tipo más alto, el 45%.

Por tanto, y a pesar de esta falsa creencia popular, cualquier subida de sueldo siempre debería ser bienvenida.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Zaplo podemos ofrecerte un préstamo online de hasta 2.500 euros (800 si es la primera vez que lo solicitas) a devolver de forma flexible y en cómodos plazos. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!

boton zaplo blog