CABECERA_1_INFOGRAFÍA separación o divorcio

Separación o divorcio, ¿cuál me interesa más?

Todo es risa y diversión hasta que el amor se acaba. Aunque hay matrimonios que duran toda la vida, la mayoría tienen fecha de caducidad. Sólo hay que mirar las estadísticas para echarse las manos a la cabeza: España es el quinto país con más divorcios de Europa. En cifras absolutas, siete de cada diez matrimonios terminan con un divorcio. Pero… ¿separación o divorcio? ¿Qué es más habitual?

El problema de divorciarse, como ya te explicamos en otra ocasión, es que no es gratis. De hecho, puede llegar a ser bastante caro si no es por mutuo acuerdo y las discrepancias acaban en los juzgados. Quizás por eso muchas parejas prefieren elegir la separación.

¿Qué opción es mejor: separación o divorcio?

infografia separación o divorcio

infografia separación o divorcio

Desde un punto de vista emocional, tanto la separación como el divorcio implican lo mismo: el fin de la convivencia de una pareja y del proyecto de vida en común.

Sin embargo, desde un punto de vista estrictamente legal, las implicaciones de una fórmula y otra no tienen nada que ver.  Por eso, antes de optar por separación o divorcio, deberías tener claras las respuestas a estas preguntas:

  1. ¿Cuántos trámites estoy dispuesto a soportar?

Separarse es más fácil y sencillo que divorciarse. En el caso de la separación no hay que hacer ningún trámite especial. Simplemente, la pareja decide dejar en suspensión el matrimonio y cada uno comienza a hacer una nueva vida por separado.

Con el divorcio, el matrimonio se disuelve, por lo que los trámites son más complejos. Se puede hacer un divorcio por mutuo acuerdo, bien de forma online (los llamados divorcios express) o de forma presencial con abogados; o bien hacerlo por lo contencioso, es decir, con juicio de por medio.

  1. ¿Quiero volver a casarme?

Si la respuesta es afirmativa, entonces tendrás que divorciarte. Solo bajo esta fórmula serás libre para poder casarte con una tercera persona, ya que en el caso de la separación el matrimonio sigue existiendo a ojos de la Ley.

  1. ¿Puede el amor volver a casa por Navidad?

Si por el contrario prefieres dejar una ventana abierta para que el amor regrese a tu hogar, la mejor opción es la separación. Al separarte, tu matrimonio se queda en suspensión, pero sigue siendo efectivo. Si tú y tu pareja recapacitáis y decidís revertir la situación, no tendréis que hacer nada especial porque en ningún momento habéis dejado de ser marido y mujer.

  1. ¿Qué pasa con las obligaciones?

Este es un punto importante. Solo en el caso de divorcio desaparecen todas las obligaciones entre los cónyuges, a excepción de las que se deriven del convenio regulador del divorcio. Por tanto, si tu objetivo es romper al cien por cien tu relación con tu ex pareja, ser libre y empezar una vida completamente de cero, el divorcio es el mejor botón de reset.

  1. ¿Y con las herencias?

Planificar una herencia es bastante complicado, y con una separación o divorcio de por medio, mucho más. Aunque habría que tener en cuenta si hay o no hijos de por medio, solo el divorcio puede impedir que el excónyuge herede. Por tanto, si este es un factor importante para ti, quizás la separación no sea tu mejor opción.

 

En definitiva, no hay una alternativa mejor ni peor que otra. Ojalá que nunca te veas envuelto en una situación en la que tengas que elegir entre separarte o divorciarte, pero si esto ocurriese, esperamos que este artículo sirva para aclarar todas tus dudas.

 

boton zaplo blog