Semana Santa low cost

Claves para disfrutar de una Semana Santa low cost

Antes de que te des cuenta empezarán a escucharse tambores y trompetas: la Semana Santa ya está a la vuelta de la esquina. Si quieres aprovechar estos días de vacaciones para hacer una escapada pero tu presupuesto no está para muchos sustos, no dejes de leer este artículo porque vamos a hablar de planes para una Semana Santa low cost.

A continuación vamos a darte las claves para que puedas disfrutar de una Semana Santa low cost. Podrás viajar, o quedarte en tu ciudad si así lo prefieres, durmiendo gratis (o a bajo coste) y disfrutar de unos días de relax como sólo tú te mereces.

Siete planes para una Semana Santa low cost

  1. Conoce mejor tu ciudad

Es una de las alternativas más baratas. Si vas justo de dinero y no tienes presupuesto para viajar, no viajes. Pero que eso no sea un impedimento para disfrutar de unas días de descanso. Seguro que tu ciudad ofrece alternativas de ocio que aún no conoces. Ponte en la piel de un turista y atrévete a descubrirlas. Muchas veces los mejores tesoros están escondidos en nuestra propia casa.

  1. Visita a un amigo que viva lejos

Hacerle una visita a ese amigo o familiar que vive lejos y que llevas mucho tiempo sin ver es el plan perfecto para viajar en Semana Santa y no gastarte ni un céntimo en alojamiento. Seguro que tu amigo estará encantado de pasar unos días contigo y tú podrás escaparte de la rutina a un coste muy bajo. Otra opción es visitar a varios amigos que vivan fuera haciendo una ruta con paradas breves en distintas ciudades.

  1. Vete de camping

Los camping son una alternativa barata y muy divertida para viajar. Si te gusta la naturaleza y buscas un plan relajado con el que desconectar de tu trabajo, puedes buscar un buen camping en el que alojarte y pasar unos días alejado del mundanal ruido. Si la idea de la tienda de campaña no te termina de convencer siempre puedes buscar un bungalow, que es un poco más caro pero más confortable.

  1. Haz rutas de senderismo

Ten a mano unas buenas botas de montaña y no olvides meter en la mochila agua, varios bocadillos y algo que contenga azúcar. No necesitas nada más para hacer senderismo o trekking. El contacto directo con la naturaleza será la mejor terapia para tu cuerpo y para tu mente. Puedes ir solo, y aprovechar para reflexionar, o con amigos, si quieres echarte unas buenas risas.

  1. Haz couchsurfing

Si quieres viajar a otras ciudades (o países) y tu problema es el coste del alojamiento, puedes hacer couchsurfing, es decir, buscar alojamiento gratuito mientras viajas. Aunque te cueste imaginarlo, webs como Housecarers, Global Freeloaders, Couchsurfing o Servas te ayudarán a conseguirlo. Puedes ampliar la información en este artículo.

  1. Alquila una furgoneta camperizada

Una furgoneta camperizada (o camper) es todo lo que necesitas para estar fuera de casa. Se trata de furgonetas equipadas con todo lo necesario para viajar por el mundo sin necesidad de alquilar una habitación en un hotel. Cama, televisor, cocina… Todo cabe en el reducido espacio de la furgoneta. ¿Te atreves a alquilar una esta Semana Santa?

  1. No hacer nada y descansar

Sin lugar a dudas, la opción más barata de todas. Si estás agotado por culpa del trabajo, de los niños, de las tareas del hogar y, en resumen, de tu estresante rutina diaria, ¿por qué no aprovechas estos días para encerrarte en casa y no hacer absolutamente nada? A veces, para máquinas y descansar es el mejor regalo que podemos hacerle a nuestro cuerpo.

¿Qué te parecen estos siete planes para una Semana Santa low cost? ¿Nos cuentas el tuyo?

boton zaplo blog