negocios online

Seis mitos entorno a los negocios online

Hay varios mitos en torno a los negocios online que suelen repetirse con frecuencia en blogs y medios de comunicación hasta el punto de ser tomados como ciertos por muchas personas que ansían adentrarse en el mundillo del emprendimiento digital.

¿Puede cualquier persona crear un negocio online y vivir de él? Por supuesto que sí, pero encontrará muchas piedras en el camino. Por esta razón, hoy en Zaplo intentaremos desmontar algunos mitos sobre los negocios online.

No te creas estos mitos sobre los negocios online

  1. Se puede ganar mucho dinero de la noche a la mañana.

Y también se puede ganar mucho dinero con una tienda de lencería en un centro comercial, pero esto no significa que si tú montas una consigas hacerte millonario en poco tiempo.

Los negocios online son como cualquier otro tipo de negocio y necesitan un tiempo de maduración antes de generar beneficios de forma continua. Que la inversión inicial sea más pequeña no significa que el retorno tenga que ser mayor.

  1. Los negocios online requieren poca dedicación.

Te llevarás un gran chasco si crees que puedes montar un negocio online exitoso dedicando solo una hora al día. Tendrás que crear una página web, generar e introducir en ella el contenido, buscar clientes, venderles tu producto o servicio, ofrecer un servicio postventa… ¿De veras crees que podrás conseguir todo eso en la pausa del café?

  1. Es muy fácil.

En función de tus conocimientos será fácil o no. Si eres un experto en WordPress y en el mundo del marketing digital, podrás ir mucho más rápido. Sin embargo, si acabas de aterrizar en el sector, sabes lo justo sobre plataformas digitales, copywriting o estrategias de visibilidad, ya no te resultará tan sencillo. El perfil técnico es muy importante en el emprendedor digital.

  1. Montar negocios online es gratis.

En la vida no hay nada gratis, y si te ofrecen algo gratis es porque el producto eres tú. Con un negocio digital no vas a necesitar un local, material de oficina o mobiliario, por lo que la inversión será muy pequeña. Pero esto no significa que sea gratis.

De entrada tendrás que comprar un dominio y un hosting, lo cual es barato, pero también terminarás comprando plugins, contratando a un programador y a un copy e invirtiendo en herramientas digitales que no serán tan económicas.

  1. Creas una web y ya está.

Si creas una web y ya está, tu web se hundirá en el océano de internet sin que nadie la encuentre. Si quieres que Google te de cariño deberás aprender SEO. También tendrás que definir un mensaje de marketing conciso y “venderlo” en tus redes sociales. Facebook Ads y Google Adwords pueden ayudarte un poco con la visibilidad si inviertes unos euros en ellas.

En resumen, no basta con crear la web y esperar a que los clientes lleguen solos, entusiasmados con tus servicios y convencidos de regalarte su dinero. Encontrarás muchísimo trabajo detrás de cada venta.

  1. No necesitas una buena idea.

Este mito es de los más peligrosos. Mucha gente se inicia en el mundo online pensando que, con la planificación adecuada, cualquier idea de negocio es monetizable en poco tiempo. Pues no. Por supuesto, necesitarás un buen plan a corto, medio y largo plazo, pero también una buena idea con la que tener éxito en el mercado.

En definitiva, no todo serán flores en el camino. La verde pradera tiene piedras y tendrás que quitarlas una a una si quieres tener buenos resultados con un negocio online. Con esto no pretendemos desanimarte, pero sí que tengas claro que no todo es de color de rosas.

boton zaplo blog