Seguros de viaje

Seguro de viaje, ¿es necesario contratar uno?

Con meses de antelación reservas tus vacaciones con toda la ilusión del mundo. Esta vez serán fantásticas, lo tienes todo organizado. Según se acerca la fecha, nervios y más nervios. Solo quedan unos días y volarás sobre el Pacífico en un Boeing 787. Te esperan dos semanas maravillosas de playa, sol, daikiris y lujo, mucho lujo. Pero… ¿has contratado el seguro de viaje?

De repente, te asaltan las dudas: ¿y si pasa algo y tengo que cancelar el viaje? ¿Y si me pierden el equipaje en el vuelo? ¿Y si tengo una emergencia médica y me tienen que hospitalizar? Estas situaciones son imposibles de prever y de evitar. Sin embargo, serán mucho más llevaderas si contrataste un seguro de viaje para tus vacaciones.

Un seguro de viaje es una garantía ante situaciones inesperadas que puedan convertir tus vacaciones de ensueño en una pesadilla. Si te preguntas si son una buena opción, vamos a darte algunas razones por las que deberías contratar un seguro de viaje, sobre todo si viajas al extranjero.

4 razones para contratar un seguro de viaje

1º. Protección económica ante una cancelación.

Si un problema en el trabajo, una enfermedad o cualquier otro motivo de peso te obliga a cancelar tus vacaciones, con un seguro de viaje al menos podrás recuperar tu dinero. La mayoría de seguros cubren la cancelación gratuita por causas de fuerza mayor hasta el mismo día del viaje. De no tenerlo contratado, te quedarías sin vacaciones y sin dinero.

2º. No estarás solo cuando llegues a tu destino.

Un robo, la pérdida del pasaporte, un incidente en el hotel… Si alguna de estas cosas pasa, que ojalá que no, en ningún momento estarás solo ante el peligro. Por el contrario, una compañía aseguradora responderá frente a ti y resolverá tus dudas. Será tu interlocutor para ayudarte a resolver el incidente.

3º. Las urgencias médicas no serán un problema.

Nadie sabe cuando se va a poner malo. Igual te subes al avión creyendo que tu estado de salud es inmejorable y a los pocos días una apendicitis te juega una mala pasada. En España lo resolverías con unos días de hospital y no te costaría ni un euro pero ¿y en un país exótico? La operación te puede costar un ojo de la cara (e incluso la vida si no sabes a dónde acudir). Para evitarlo, mejor viajar con un seguro.

4º. Tu equipaje estará más seguro.

Pocas cosas hay más desesperantes que presenciar cómo no queda ni una sola maleta en la cinta del aeropuerto. ¡Ni siquiera la tuya! Quizás está en Moscú, en Japón, en Nueva York o en Bilbao, a miles de kilómetros de dónde debería estar. Ningún seguro de viajes conseguirá que la maleta aparezca en tu hotel a las pocas horas pero al menos tendrás la tranquilidad de saber que te recompensarán económicamente por la pérdida si la compañía aérea le da muchas vueltas al asunto.

Conclusión: mejor viajar protegido

Estas cuatro razones deberían ser más que suficientes para convencerte de la importancia de contratar un seguro de viajes si vas fuera de España. Lo más probable es que no tengas que utilizarlo. Eso sería genial. Pero, ¿y si tienes mala suerte y te ves metido en un lío?

Mejor pagarlo y no tener que usarlo que echar mano de él y no tenerlo. Una de las grandes ventajas de este tipo de seguros es que no suelen ser demasiado caros. Más caro te puede llegar a salir no tenerlo contratado…

boton zaplo blog