salir de copas con un cliente

Cómo salir de copas con un cliente y no meter la pata

En el mundo de los negocios, muchos grandes tratos se cierran en la mesa de un bar. Suena a cliché y parece sacado de una película de Hollywood, pero es real como la vida misma. El ambiente discernido que proporcionan la música y las copas puede ser el aliado perfecto para conseguir el apretón de manos. Pero, ¿qué precauciones hay que seguir para salir de copas con un cliente?

Si alguna vez tienes la oportunidad de salir de copas con uno de tus clientes, puedes aprovechar la situación para ganar puntos para tu empresa. Eso sí, más vale que seas cuidadoso con los detalles y que no metas la pata haciendo algo de lo que después puedas arrepentirte.

Para evitar que esto ocurra, puedes seguir los siguientes consejos.

Salir de copas con un cliente puede ser una gran oportunidad, ¡aprovéchala!

  1. Elige un buen lugar.

Este tipo de reuniones deben prepararse con antelación, más que ninguna otra. Y una de las cosas que no puedes dejar al azar es la elección del lugar para salir de copas con un cliente. Debes buscar un sitio adecuado para el tipo de encuentro profesional. Por ejemplo, un restaurante gourmet o una terraza con buenas vistas.

Reserva mesa siempre y asegúrate de que todos los factores juegan a tu favor: el perfil de cliente que frecuenta ese lugar, la calidad de la comida (si vais a cenar), la atención al cliente por parte de los camareros… Todo cuenta y no debes dejar nada al azar.

  1. Respeta el protocolo.

Que haya copas de por medio no significa que puedas comportarte como si tu cliente fuese tu amigo de toda la vida.

Aunque la informalidad de la reunión es mayor, los temas que vais a tratar son de trabajo. Por tanto, si quieres causar una buena impresión y lograr tu objetivo, el protocolo debe ser el mismo que si esa misma reunión se hubiese celebrado en un despacho privado.

  1. Evita el alcohol.

El córtex frontal, que es la región del cerebro que regula el sentido común, se altera y no funciona con normalidad cuando consumimos alcohol. Por tanto, mucho cuidado con que las copas generen situaciones incómodas y perjudiciales para la relación profesional con tu cliente.

Si quieres mantener tu capacidad de raciocinio intacta, mejor evitar el alcohol en este tipo de encuentros.

  1. Prepara un guión de la reunión.

Al estar fuera del hábitat natural de un contacto profesional, es probable que tu cliente se sienta extraño en una reunión de este tipo. Es por ello que deberías acudir a la misma con un guión preparado. Así evitarás que la conversación se vaya por las ramas y podrás centrarla en los asuntos importantes.

  1. No olvides el contacto posterior.

El día siguiente a la reunión con tu cliente, y ya en horario de oficina, deberías telefonearle para preguntarle qué tal lo pasó y, de paso, dar más formalidad a todo lo ocurrido durante el encuentro.

Si acordasteis una venta, por ejemplo, la llamada telefónica puede servir para dejar atados todos los aspectos que tengan que ver con la misma.

Estamos convencidos de que si sigues estos cinco consejos que acabamos de darte, una tarde/noche de copas con tu cliente se traducirá en incuestionables beneficios para tu empresa.

Si necesitas una ayudita extra, en Zaplo podemos ofrecerte un crédito rápido de hasta 2.500 euros (800 si es la primera vez que lo solicitas) a devolver de forma flexible y en cómodos plazos. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!

boton zaplo blog