Reflexiones económicas

Reflexiones económicas para acabar el año

2017 está a punto de terminar, por lo que es el momento perfecto para reflexionar sobre lo que hemos hecho bien y mal con nuestro dinero durante los últimos doce meses. Relájate, siéntate cómodamente en tu sofá favorito y detente a pensar en tus finanzas personales. Créeme si te decimos que es la mejor forma posible para no volver a cometer los mismos errores en 2018. Puedes empezar por estas reflexiones económicas.

Ahorros

¿Cuánto dinero tenías ahorrado el 1 de enero de 2017? ¿Y el 31 de diciembre? La diferencia entre una cifra y otra son tus ahorros de todo el año. Como referencia puedes sumar todo el dinero que has ingresado a lo largo del año y aplicarle el 15%. Si tus ahorros anuales están por debajo de esta cantidad, quizás necesites mejorar la forma en que gestionas tu dinero.

El ahorro es fundamental para afrontar el futuro con garantía y sin necesidad de estar preocupados por sobrevivir a los números rojos de final de mes. En nuestra opinión, el porcentaje de ahorro sobre los ingresos debería estar, como mínimo, en el intervalo del 10-20%.

Formación

¿Qué has aprendido este año? ¿Te has apuntado a algún curso presencial? ¿Algún webinar por internet tal vez? ¿Nada de nada? Es una irresponsabilidad dejar de lado tu formación, ya que esta es fundamental para afrontar los cambios que van ocurriendo en nuestra sociedad, sobre todo en el ámbito tecnológico.

Hoy día existen infinidad de opciones gratuitas de formación gracias a internet. Muchas veces, ni siquiera es necesario buscar cursos homologados o impartidos por tal o cual academia, sino que podemos ser autodidactas y aprender por nosotros mismo sobre aquellos aspectos que nos resulten más interesantes y que podríamos aplicar en nuestro trabajo.

Jubilación

Tu jubilación está hoy un año más cerca que hace 365 días. Aunque la veas lejos en el horizonte, antes o después, llegará. Piénsalo, ¿serás capaz de mantener tu nivel de vida cuando te jubiles y tus ingresos se vean seriamente mermados? ¿Has pensado que tal vez dentro de 20 o 30 años las pensiones serán aún más pequeñas que las actuales?

Hay que ser previsor e ir acumulando un fondo de riqueza para cuando llegue tu jubilación dorada. Evidentemente, la única forma de lograrlo es ahorrando la mayor cantidad de dinero posible. Si además aprendes a invertir tus ahorros, tu dinero empezará a trabajar por ti y se multiplicará sin que hagas nada. Recuerda que el interés compuesto es muy poderoso a largo plazo.

Iniciativa empresarial

Muchas personas trabajan como empleados en empresas a cambio de una nómina a pesar de tener enormes aspiraciones laborales y una gran iniciativa empresarial. El problema es que tienen miedo al cambio y consideran que lo más fácil y menos arriesgado es mantenerse en su zona de confort, con sus ingresos fijos y su puesto de trabajo “para toda la vida”.

Si te identificas con estas palabras, tal vez deberías reflexionar sobre cuál es el futuro laboral que deseas. ¿Quieres trabajar el resto de tu vida en tu empresa actual o prefieres perseguir tus propios sueños? Recuerda que solo se vive una vez.

Estos son solo cuatro aspectos sobre los que debes reflexionar pero también puedes hacer interesantes reflexiones sobre los gastos que se aproximan en el nuevo año. Por ejemplo, puedes planificar tu año fiscal, la renovación de los seguros de automóvil y hogar o las reformas del hogar que tienes pendientes. Lo importante es que ninguno de estos gastos te pille por sorpresa.

¿Seguimos reflexionando en los comentarios? ¡Cuéntanos todas tus reflexiones económicas!