reclamar el irpf

Cómo reclamar el IRPF por maternidad y paternidad

Si tuviste un bebe entre 2014 y 2017 y percibiste la prestación de maternidad o paternidad, seguro que estás al día de esta noticia: en contra del criterio que mantenía la Agencia Tributaria, hace unos meses el Tribunal Supremo determinó que estas prestaciones están exentas del IRPF y que hay que devolver el dinero a los contribuyentes. Así que ponte manos a la obra si quieres reclamar el IRPF por maternidad y paternidad.

¿Por qué puedes reclamar el IRPF?

Hasta entonces se consideraba que las prestaciones por maternidad y paternidad abonadas por el Instituto Nacional de la Seguridad Social eran rentas del trabajo y, por tanto, tributaban en el impuesto de la renta. Sin embargo, la sentencia mencionada determinó lo contrario, por eso ahora puedes reclamar el IRPF.

En función de la fecha de nacimiento de tu bebé hay tres casos posibles:

  • Si tu bebé nació antes de 2014, no podrás solicitar la devolución porque, al haber pasado más de cuatro años, ya ha prescrito.
  • Si tu bebé nació entre 2014 y 2017, te beneficiaste de la ayuda y, como es lógico, la incluiste en tu declaración de IRPF, puedes solicitar que te devuelvan el impuesto cobrado indebidamente.
  • Si tu bebé nació en 2018 no tienes que hacer nada, ya que tu declaración de la renta de 2018 se presentará en 2019 y las retenciones que te hayan practicado serán deducibles.

¿Cómo se solicita la devolución?

Con el fin de agilizar el proceso de devolución la Agencia Tributaria ha habilitado en su página web un formulario específico para reclamar el IRPF. Lo único que hay que indicar es el año o los años en los que se percibió la ayuda y el número de cuenta en el que se abonará la devolución. Así de sencillo.

El formulario podrá entregarse en papel en cualquier oficina de Hacienda, aunque lo recomendable es hacer el trámite de forma online. En este caso la solicitud se podrá realizar por los procedimientos telemáticos tradicionales: RENO, Clave PIN o certificado electrónico:

  • Si accedes por el sistema RENO deberás tener el número de referencia de la última declaración de la renta realizada (2017). Si no lo tienes podrás solicitar un nuevo número de referencia en la propia web de la AEAT. Para ello necesitas el número de DNI, su fecha de validez y la casilla 450 de la Renta de 2016.
  • Si prefieres acceder a través del sistema Clave PIN, el trámite consiste en obtener un PIN en la web de Hacienda. Para conseguirlo es necesario el DNI, su fecha de caducidad y una contraseña de cuatro dígitos.
  • La tercera fórmula es la más sencilla: con certificado electrónico. Si dispones de uno basta con hacer clic en esa opción y seguir los pasos. Si no lo tienes, quizás sería una buena idea que lo solicitases. Lo emite la Fábrica de Moneda y Timbre, lo instalas en tu ordenador y ya lo puedes usar para los distintos trámites con la Administración Pública.

En cualquier de los tres casos, rellenas el formulario para reclamar el IRPF, lo envías de forma telemática y a esperar. No tienes que hacer nada más.

¿Cuándo se solicita la devolución?

Con el objetivo de que la Agencia Tributaria no se viese desbordada de solicitudes y poder agilizar los trámites, se establecieron dos etapas para solicitar la devolución:

  • Si el bebé nació entre 2014 y 2015 se puede solicitar la devolución desde el pasado 3 de diciembre de 2018.
  • Si el bebé nació entre 2016 y 2017 se puede solicitar la devolución desde el pasado mes de enero de 2019.

Se estima que en abril ya se habrán efectuado todas las devoluciones. De media la devolución por maternidad será de 1.600 euros, mientras que la de paternidad rondará los 383 euros. En total, el coste para las arcas públicas rondará los 1.200 millones de euros.

Si te beneficiaste de estas ayudas y cumples los requisitos, no dudes en reclamar el IRPF, ¡es tu dinero!

boton zaplo blog