tipo de inversor

¿Qué tipo de inversor eres?

No todas las personas invierten de la misma manera. En general, cuando alguien se decide a invertir por primera vez, su asesor financiero realiza un estudio para valorar el riesgo que está dispuesto a asumir. Así, suele hablarse de un tipo de inversor con perfil conservador, si está dispuesto a asumir poco riesgo, de un tipo de inversor con perfil moderado, si está dispuesto a asumir cierto riesgo, y de un tipo de inversor de perfil agresivo, si asumiría grandes riesgos.

Nosotros vamos a darle un giro a esta clasificación. En este artículo haremos un ranking de los inversores mucho más intuitivo y simplista. A nuestro parecer, son tres los tipos de inversores que podemos encontrarnos: los que no invierten, los que invierten para no perder dinero y los que invierten para ganar dinero.

Primer tipo de inversor: los inversores que no invierten

En este grupo encontramos a las personas que, a pesar de tener ahorros suficientes para invertir, tienen ese dinero “bloqueado” en una cuenta corriente por miedo a invertirlo y asumir riesgos. Se trata, como vemos, de un tipo de inversos que conoce los beneficios de la inversión pero que es incapaz de poner en funcionamiento la maquinaria del interés compuesto.

Los inversores que no invierten pierden poder adquisitivo debido a la inflación. Para contrarrestar esto, buscan algún tipo de depósito que rara vez les ofrece más de un 1% de rentabilidad anual. Como consecuencia de tener una visión tan conservadora de la inversión, la planificación financiera que hacen de su futuro es nefasta.

Quizá te interese leer | Fondos de inversión: qué son, cómo se gestiona su fiscalidad…

Segundo tipo de inversor: los inversores que invierten para no perder dinero

En este segundo grupo sí encontramos a inversores que acuden a los mercados financieros para obtener una rentabilidad por sus ahorros. Sin embargo, estas personas no asumen grandes riesgos, sino que van a lo seguro. Aunque la rentabilidad que obtienen por su inversión es moderada -quizás en torno al 4-6%-, les da para superar la inflación y, por tanto, no ver mermado su poder adquisitivo con el paso del tiempo.

Los inversores que invierten para no perder dinero lo hacen en fondos de inversión, en inmuebles y algunos incluso se atreven con la bolsa. Son personas que tienen claro que cuando se jubilen sus ingresos se verán mermados y, por tanto, necesitan labrarse un futuro financiero de prosperidad. La mayoría de los inversores están en este grupo.

Quizá te interese leer | El interés compuesto: la fuerza más poderosa del mundo

Tercer tipo de inversor: los inversores que invierten para ganar dinero

Aquí encontramos a los inversores más valientes, a los que asumen mayores riesgos y a los que se benefician de las mayores rentabilidades. La meta de estas personas es ganar más y más dinero. Para lograrlo asumen grandes riesgos. Son capaces, por ejemplo, de apostar muchísimo dinero a una sola empresa emergente para multiplicar por 10 o por 20 la rentabilidad de la inversión.

En muchas ocasiones, los inversores que invierten para ganar dinero se dedican en exclusiva a ello. Son rentistas o inversionistas en el sentido más estricto de la palabra. Sus ingresos son enormes y no paran de crecer gracias a sus inversiones. No son empleados, si trabajan lo hacen como directivos o gerentes, y tienen claro que el dinero ha de trabajar para ellos. Las personas más ricas están en este grupo.

Quizá te interese leer | ¿Se puede invertir dinero sin riesgo?

Y tú, ¿qué tipo de inversor eres?

Como puedes comprobar, son tres perfiles de inversores totalmente diferentes que, sin embargo, no son grupos cerrados, sino que pueden existir subcategorías en los mismos. Además, cualquier persona puede pasar de un tipo a otro según esté dispuesto a asumir mayor o menor riesgos.

Te invitamos a que en un ejercicio de reflexión te hagas las dos siguientes preguntas: ¿En qué grupo estás ahora mismo? ¿En qué grupo te gustaría estar dentro de cinco años?

¡Ponte en acción para conseguirlo!

boton zaplo blog