robo advisors

¿Cómo se invierte con robo advisors?

Los robo advisors han llegado para quedarse, por lo que si habitualmente inviertes tus ahorros en productos financieros como fondos de inversión o fondos indexados, o bien si estás pensando en hacerlo pronto, más te vale que te pongas las pilas y aprendas como funcionan.

En pocas palabras, un robo advisor es un asesor financiero que gracias a algoritmos matemáticos y con la mínima intervención humana es capaz de gestionar inversiones de forma autónoma. Vamos, que en lugar de tener a un gestor que toma decisiones sobre tu dinero o de ser tú mismo el que lo hace, los robo advisors pueden hacerlo de forma automatizada.

Tres son las grandes ventajas de invertir con robo advisors:

  • Es muy sencillo y no necesitas tener conocimientos previos de inversión.
  • La inversión mínima inicial es muy pequeña y no hay mínimos para las inversiones sucesivas.
  • Sus comisiones son menores que en fondos de gestión activa.

Suena muy interesante, ¿a que sí?

Cómo invertir con robo advisors en tres pasos

  1. Elige un robo advisor.

Cada robo advisor tiene una características determinadas, por lo que elegir entre uno u otro dependerá de tus preferencias personales, del tipo de inversión que quieras llevar a cabo y de la cantidad de dinero que quieras invertir.

En nuestra opinión, algunos de los mejores que puedes encontrar a día de hoy en España son Indexa Capital, Finizens e InbestMe. Cualquiera de ellos tiene unas comisiones de gestión bastante más bajas que las que ofrecen la banca o los fondos de gestión activa.

  1. Determina tu perfil de inversor.

Tras elegir un robo advisor con el que invertir, el siguiente paso es determinar cuál es tu perfil de inversor. ¿Aspiras a lograr una alta rentabilidad y estás dispuesto a asumir grandes riesgos? ¿O por el contrario prefieres ir a lo seguro aunque ello implique obtener una rentabilidad menor?

Para conocer la respuesta a esta pregunta, cualquiera de los robo advisors te invitará a hacer un test que no te llevará más de 5 o 10 minutos. En función de tus respuestas determinará tu perfil inversor y confeccionará una cartera de inversión con un determinado nivel de riesgo.

Aunque los resultados del test son bastante fiables, no está de más que revises la cartera de inversión para asegurarte de que tanto el grado de diversificación como el de riesgo son los adecuados. Si no entiendes mucho de esto, puedes probar a hacer otro test con otro robo advisor diferente y comparar los resultados.

  1. Crea una cuenta y empieza a invertir.

Ya solo tienes que crear una cuenta siguiendo los pasos que te indica la web y, cuando esté lista, ingresar el dinero para empezar. Lo recomendable es que arranques con una inversión pequeña y según te vayas familiarizando con el funcionamiento de este tipo de inversiones, puedes ampliar la cantidad.

Algunos robo advisors permiten programar una inversión periódica. Por ejemplo, puedes ordenarle que cada mes coja 300 euros de tu cuenta corriente y los añada a tu inversión. Si esto no es posible siempre podrás programar una transferencia periódica desde tu banco hasta la cuenta del robo advisor.

Como ves, no hay más. Invertir con robo advisors es bastante sencillo y cualquier persona puede empezar a usarlos sin tener demasiados conocimientos. ¿Te animas?

boton zaplo blog