Fogain

Atención inversor: ¿sabes qué es el Fogain?

Uno de los grandes miedos de los inversores poco experimentados es que pueda pasar algo y que pierdan su dinero. La crisis de 2008 arrasó cajas de ahorro y bancos de todos los tamaños, incluidos gigantes de la inversión como Lehman Brothers, por lo que esta incertidumbre, en parte, es normal. Así que… ¿para qué sirve el Fogain?

¿Y si el banco con el que invierto quiebra? ¿Y si la agencia de valores me toma el pelo? ¿Y si el bróker no hace lo que debería hacer con mi dinero? ¿Y si todo es un chiringuito financiero?

Afortunadamente, no hay argumentos sólidos que puedan respaldar estas dudas. En España existe un organismo público que se encarga de velar por la seguridad de los inversores: el Fondo General de Garantía de Inversiones, más conocido como Fogain.

¿Qué es y para qué sirve el Fogain?

El Fogain tiene como finalidad indemnizar a los inversores en el caso de que las sociedades de valores, las agencias de valores o las sociedades gestoras de carteras que gestionan sus inversiones entren en una situación de concurso de acreedores o la CNMV las declare insolventes.

La indemnización en el caso de que se produzca uno de estos supuestos tiene un importe máximo de 100.000 euros por inversor y por entidad, por lo que si el importe de tus inversiones supera esta cifra lo recomendable sería repartirlo entre varias entidades. Así no dejarás ni un solo euro al descubierto.

¿Quién puede beneficiarse del Fogain y quién no?

El Fogain solo cubre a los inversores particulares, es decir, a las personas físicas como tú y como yo.

Además, las inversiones han de hacerse a través de empresas de inversión que estén autorizadas por la CNMV. Todas las empresas de este tipo que operen en España están obligadas a adherirse al Fogain. Por tanto, si la empresa con la que inviertes cuenta con el beneplácito de la CNMV, entonces estás cubierto por el Fogain.

El Fogain no protege a las a las sociedades. Así, no están cubiertos, por ejemplo, las empresas de servicios de inversión, las aseguradoras, las instituciones de inversión colectiva, las sociedades gestoras, las entidades de capital riesgo o las administraciones públicas.

Ten en cuenta también que el Fogain solo cubre las empresas de servicios de inversión que tengan su sede social en España, no a las extranjeras. Estas quedarán cubiertas por el fondo de garantía de su país de origen, aunque podrá adherirse de forma voluntaria al Fogain español si tiene una sucursal en nuestro país.

Si tienes dudas, en este enlace puedes conocer qué entidades están cubiertas por el Fogain.

¿Cómo se solicita la indemnización?

El proceso para solicitar una indemnización a este organismo es bastante sencillo. Si consideras que cumples los requisitos, debes descargar un formulario desde la página web del Fogain y presentarlo junto con tu DNI a la Gestora de este fondo, bien por correo o bien directamente en sus oficinas que están en Madrid.

A partir de ese momento se abre un proceso de estudio y tramitación, y solo tendrás que esperar a que la Gestora adopte una resolución y te la comunique. Si no estás de acuerdo con la indemnización reconocida se hará un segundo estudio del caso, para lo cuál tendrás que aportar documentación que justifique tu discordancia.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Zaplo podemos ofrecerte un crédito rápido de hasta 2.500 euros (800 si es la primera vez que lo solicitas) a devolver de forma flexible y en cómodos plazos. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!

boton zaplo blog