crowdlending

¿Qué es el crowdlending y por qué es tan interesante?

Cualquier persona puede hacer con su dinero lo que crea oportuno. Desde tirarlo desde un helicóptero al estilo Bernanke hasta gastarlo en casas de apuestas para intentar hacerse rico. Otra opción mucho más interesante, segura y rentable es prestarlo a otras personas o entidades a cambio de un tipo de interés. Y ahí es donde entra el crowdlending.

El crowdlending es un tipo de financiación colectiva muy utilizada para financiar negocios que se desarrollan en el mundo online, aunque se extiende a la financiación de todo tipo de empresas, proyectos o personas. En realidad, no deja de ser una modalidad del crowdfunding, que, por decirlo de alguna forma, es el genérico de la financiación entre particulares.

¿En qué consiste el crowdlending?

El término crowdlending procede del inglés “crowd” (que significa multitud) y “lending” (préstamo). También se le conoce como P2P Lending, P2P Loans o, en la lengua de Cervantes, que es con la que más cómodos nos sentimos: préstamos entre particulares.

Estamos ante una modalidad de financiación en forma de préstamos con origen en ahorradores o inversores particulares y destinado a empresas o particulares. Su funcionamiento es muy sencillo y te lo vamos a explicar con un ejemplo.

Si una empresa X necesita financiación para iniciar un nuevo proyecto y no quiere pedir dinero prestado a una entidad financiera tradicional, como un banco, puede tratar de financiarse mediante una plataforma de crowdlending.

Los inversores realizan pequeñas aportaciones y entre una gran masa de ellos consiguen cubrir el importe que necesita la empresa. A cambio de prestar su dinero reciben una contraprestación económica, es decir, una rentabilidad.

Por su parte, la plataforma de crowdlending actúa como intermediaria entre los inversores y la empresa que necesita financiación a cambio de una comisión.

Pasado, presente y futuro del crowdlending

Como decimos, el crowdlending tiene su origen en el crowdfunding, el cual surgió en los años 90 como una fórmula para financiar a pequeños proyectos a través de unos mecenas que aportaban su dinero a cambio de una recompensa, que no tenía por qué ser económica.

Con los años, el crowdfunding ha derivado en diferentes alternativas, una de ellas es el crowdlending, centrado en particulares que se convierten en inversores para prestar su dinero a empresas y personas a cambio de un tipo de interés.

En la actualidad el crowdlending está cada vez más consolidado en España. Se regula por la Ley 5/2015, de 27 de abril, de Fomento de la Financiación Empresarial, donde se establecen los límites y las obligaciones de las partes que intervienen en este forma de financiación, incluidas las reglas de las plataformas de crowdfunding, que también son controladas y reguladas por el Banco de España.

En el futuro solo cabe esperar que las cifras que mueve el crowdlending aumenten a un ritmo cada vez mayor. El auge de internet y de la economía colaborativa unido a la contracción de los préstamos bancarios y a la desconfianza de muchos emprendedores hacia estas entidades solo puede derivar en un crecimiento de los proyectos que se financiarán con préstamos entre particulares

Plataformas de crowdlending en España

Si quieres seguir investigando en el tema te invitamos a que conozcas algunas de las principales plataformas de crowdlending de España:

Hay muchas más y todas ofrecen una excelente oportunidad para invertir tus ahorros.

boton zaplo blog