préstamo rápido

¿Por qué no necesito un aval para solicitar un préstamo rápido?

¿Necesitas un préstamo rápido pero estás acostumbrado a que te pidan multitud de papeles y requisitos a la hora de pedir financiación en un banco tradicional? Hasta ahora era de lo más normal que cada vez que ibas a pedir dinero a un banco te aburrieran con papeles y requisitos muy rígidos que si no cumplías te impedían acceder al crédito.

Afortunadamente, con el afloramiento de las entidades de crédito privado en los últimos años esto ha cambiado y ahora nos encontramos que podemos pedir un préstamo rápido sin aval y sin nómina.

¿Por qué puedo pedir un préstamo rápido sin aval?

En este sentido, a pesar del auge de los préstamos online son muchas las personas que no entienden muy bien este tipo de productos y se preguntan qué es un préstamo rápido sin aval. Pues la respuesta es muy sencilla: se trata de un tipo de préstamo que consiste en la concesión de una determinada cantidad de dinero por parte de una entidad de crédito privada (entre 50 y 2.500 euros en el caso de Zaplo) en un periodo muy corto de tiempo, normalmente en tan sólo 24 horas.

También se caracterizan por su rapidez de ejecución, su discreción, ya que no solicita los motivos por los que se pide el préstamo, su comodidad, puesto que se puede solicitar online desde casa, y por la escasez de papeleos que conllevan.

En cuanto a las razones por las que al pedir un micropréstamo no se necesita aval son dos:

  1. Al tratarse de cubrir una necesidad de dinero urgente no tiene sentido que se pida al cliente un aval bancario ya que ese trámite demora un tiempo en conseguirse y de esa manera el préstamo rápido estaría perdiendo su “rapidez”, que como hemos visto es una de sus ventajas competitivas respecto a los préstamos tradicionales.
  2. Se trata de un producto financiero que presta cantidades de dinero pequeñas, entre 50 y 2.500€.

No obstante, hay que tener en cuenta que a pesar de no solicitar un aval bancario ni una nómina siempre se estudia la información sobre los ingresos periódicos facilitados por los clientes a la hora de registrarse para valorar más rápidamente la viabilidad de la operación.