negocio

¿Por qué no triunfa mi negocio?

El entusiasmo y las ganas de devorar el mundo son el denominador común de la mayoría de emprendedores que abren un negocio. Sin embargo, no todos consiguen los resultados deseados. Emprender de forma exitosa no es sencillo y por eso nueve de cada diez negocios no llegan a los tres años de vida.

Si tú eres de los que emprendieron con ilusión pero ves que pasa el tiempo y no consigues alcanzar tus metas, quizás estás cometiendo alguno de los errores que vamos a describir a continuación. Estas son algunas de las principales razones por las que no triunfan los negocios.

Tu negocio no triunfa por alguna de estas razones

1º. Haces lo mismo que todo el mundo.

Si haces exactamente lo mismo que tus competidores no puedes esperar lograr resultados diferentes. Si entraste pronto al mercado quizás tengas una oportunidad. Sin embargo, si se trataba de un mercado ya consolidado y tú solo te montaste en la ola que subía imitando a los que ya estaban, te costará destacar y vender.

2º. Vendes para ti, no para tus clientes.

Muchos emprendedores venden sus bienes y servicios como si fuesen ellos mismos los compradores potenciales, cuando no es así. Es un error muy común pensar que lo que a ti te gusta le va a gustar a todo el mundo. La pasión es buena pero esta no puede impedirte ver los hechos con claridad. Si quieres que tu negocio triunfe tienes que conseguir entrar en la cabeza de tus clientes y pensar como lo harían ellos, no como lo harías tú.

3º. Tienes prisa.

Las prisas no son buenas consejeras de nada, menos de un negocio. Si te urge monetizar y generar resultados positivos, lo más probable es que te vaya mal. Salvo pelotazo, los negocios van a su ritmo y tienen un período de maduración. Si gestionas con prisas y buscando el dinero rápido terminarás tomando malas decisiones. No caigas en la trampa de la inmediatez; sé paciente y no abandones antes de tiempo.

4º. No tienes una estrategia.

La coletilla “probar suerte” está sobrevalorada. Puedes probar suerte al echar la primitiva pero no cuando pones en marcha un negocio. Si quieres que el éxito de tu proyecto no dependa del azar, necesitas implementar una estrategia, es decir, una hoja de ruta paso a paso que te permita alcanzar los objetivos deseados.

5º. No controlas los ingresos y gastos.

Es uno de los errores más repetidos y de los más graves a largo plazo. Las finanzas del negocio deben gestionarse como si una economía familiar se tratase. El manejo del flujo de caja es fundamental; si no tienes el control absoluto sobre lo que entra y sobre lo que sale de tu empresa difícilmente conseguirás llevarla a buen puerto. Debes usar presupuestos, apuntar todos los gastos del día a día, controlar al dedillo las facturas (tanto emitidas como recibidas), tener una cuenta solo para el IVA, etc.

6º. No haces buen marketing.

Puedes hacerlo todo perfecto pero si no haces buen marketing no te va a conocer nadie. Quizás lo que ofreces es muy bueno pero nadie lo sabe porque no aplicas las técnicas de venta adecuadas. El abanico de posibilidades que ofrece el marketing, online y offline, es enorme. ¡Aprovéchalo!

Nadie dijo que montar un negocio fuese sencillo. Aunque en la actualidad el rol del emprendedor se ve como algo increíble, la realidad demuestra que el emprendedurismo también tiene un lado muy oscuro.

Si necesitas una ayudita extra, en Zaplo podemos ofrecerte un crédito rápido de hasta 2.500 euros (800 si es la primera vez que nos lo solicitas) a devolver de forma flexible y en cómodos plazos. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!

boton zaplo blog