obligaciones fiscales de un autónomo

¿Cuáles son las obligaciones fiscales de un autónomo?

Sin profundizar demasiado, la idea de ser tu propio jefe, montar un negocio y tener más libertad horaria, puede parecer muy atractiva. Por esta razón, cada vez son más personas las que deciden poner en marcha una actividad por cuenta propia. Esto convierte a los autónomos en una parte fundamental del desarrollo económico del país. Sin embargo, el trabajo de estos no se reduce satisfacer las necesidades de sus clientes y facturar, sino que va mucho más allá. Existen una serie de obligaciones fiscales de un autónomo, que todos deben cumplir y que pueden implicar un auténtico quebradero de cabeza.

La fiscalidad a la que está sujeto un autónomo casi siempre ha generado bastante incertidumbre y dudas. Si este es tu caso, continúa leyendo. Vamos a repasar las principales obligaciones fiscales de un autónomo.

Estas son las obligaciones fiscales de un autónomo

1º. Darse de alta en Hacienda

Antes de hacerte autónomo, debes solicitar tu alta en el censo de la Agencia Tributaria. Para este primer trámite vas a necesitar el modelo 036 o 037. En este impreso se comunicarán tus datos personales, la actividad que vas a desarrollar, el lugar donde se realizará y los impuestos que te corresponden.

2º. Alta en la Seguridad Social

El siguiente paso son los trámites en la Seguridad Social. Es muy sencillo y únicamente es necesario acudir con el DNI y presentar el modelo TA.0521 para darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

3º. Pagar los impuestos

Una vez dado de alta tanto en Hacienda como en la Seguridad Social, se deberá cumplir con el pago de una serie de impuestos durante el año.

De todos los ingresos que se obtienen de la actividad profesional, y que deben quedar registrados, se tendrá que aplicar una retención del IRPF.

Otro de los impuestos habituales es el IVA. En este caso, el autónomo es un intermediario entre el cliente y Hacienda, por lo que está obligado a incluir el IVA en todas sus facturas para realizar el pago trimestral a la Agencia Tributaria.

+ Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

Este impuesto se aplica a todos los autónomos que realizan una actividad económica y grava las rentas empresariales obtenidas. Existen dos formas de pagarlo, con un modelo para cada tipo.

  • Por estimación objetiva. Es la que suelen usar los autónomos que desarrollan su actividad en el comercio minorista. Se utiliza el modelo 131 de pago fraccionado del IRPF.
  • Por estimación directa. En este caso, se utiliza el modelo 130. Sin embargo, existen dos tipos de estimación directa:
    • Simplificada. Es la opción preferida por los autónomos ya que no exige llevar la contabilidad de acorde al Código de Comercio.
    • Normal. Es la opción más indicada para todos aquellos autónomos que superen la cifra de 600.000 euros anuales de facturación.

En todos los casos, el pago de la retención del IRPF se debe hacer de forma trimestral.

+ Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)

Este impuesto indirecto grava el consumo y recae sobre el consumidor final. Sin embargo, es el autónomo el encargado de recaudarlo y declararlo en Hacienda, actuando como un intermediario.

El IVA más habitual en España es del 21%, aunque existe el tipo reducido del 10% y el superreducido del 4%.

A la hora de pagarlo, el autónomo deberá abonar la diferencia entre el IVA que haya repercutido sobre sus clientes y el que haya soportado debido a los gastos por proveedores o compras. El documento que se deberá utilizar para la liquidación es el modelo 303, y el pago se realizará de forma trimestral.

Es importante destacar que aunque estas obligaciones son responsabilidad del autónomo, casi todos terminan delegándolas en alguna gestoría que le facilite los trámites.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Zaplo podemos ofrecerte un crédito online de hasta 2.500 euros (800 si es la primera vez que lo solicitas) a devolver de forma flexible y en cómodos plazos. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!

boton zaplo blog