gastar dinero en el trabajo

Qué hacer para no gastar dinero en el trabajo

¿Te has parado alguna vez a calcular cuánto dinero gastas al día mientras estás en el trabajo? Varios cafés durante la mañana, el bocata del desayuno, el menú para almorzar, algún capricho en la pausa de la tarde… Sin darte cuenta te dejas una pasta en la oficina en forma de gastos hormiga. Estos son algunos consejos para no gastar dinero en el trabajo.

Cinco consejos para ahorrar en la oficina: claves para no gastar dinero en el trabajo

1º. El transporte mejor en compañía.

Siempre que sea posible trata de dejar el coche aparcado en casa. El desplazamiento diario en vehículo privado tiene un alto coste económico.  La opción más sana y más barata es ir a pie; si queda un poco lejos, en bici; y si está demasiado lejos, en transporte público.

Solo en el caso de que no tengas otra alternativa deberías usar tu coche. En este caso podrías al menos intentar compartir el trayecto con compañeros de trabajo o con usuarios de BlaBlaCar. El consumo colaborativo está revolucionando ya el uso del transporte privado.

2º. A la oficina se llega desayunado.

Si eres de los que solo toman un café antes de ir al trabajo y aprovechas la pausa de media mañana para ir a desayunar al bar de al lado, deberías cambiar tus hábitos si quieres dejar de gastar dinero en el trabajo. Si cada día gastas 2,5 euros en desayunar, al cabo del mes el gasto en desayuno estará por encima de los 50 euros. Este dinero te lo puedes ahorrar si desayunas en casa antes de salir.

3º. El café mejor si es casero.

Los cafés de máquina ni son baratos ni tienen el mejor sabor posible. Sin embargo, casi todo el mundo se toma un par de ellos al día y aprovecha esos minutos para descansar. Si cada café cuesta 0,70, fácilmente gastas 30 euros al mes. Este dinero también te lo puedes ahorrar si cada mañana preparas un buen café en casa y te lo llevas al trabajo en un termo. Otra opción es comprar una cafetera entre varios compañeros de la oficina y prepararlo allí mismo, una gran opción para dejar de gastar dinero en el trabajo.

4º. Donde se ponga el tupper que se quite el menú del día.

Según la Federación de Usuarios-Consumidores Independientes (FUCI) seis de cada diez españoles comen fuera del trabajo en su jornada laboral con un coste medio mensual de 217 euros por persona. Si multiplicas por doce esta cifra, el menú del día puede llegar a costarte 2.600 euros cada año. Así que como ves esta es una de las mejores maneras de dejar de gastar dinero en el trabajo.

Si preparas la comida en casa y te la llevas en un tupper al trabajo puedes ahorrar en torno a 1.500 euros cada año. Y no solo eso, también comerás más sano y tu dieta será mucho más equilibrada. El secreto para no aburrirte es no comer siempre lo mismo: paella, cocido, carne en salsa, revuelto de setas… Si haces un menú semanal te resultará más fácil combinar los platos.

5º. Que el gusanillo por comer no te coja por sorpresa.

El gusanillo por comer aparece en cualquier momento, por lo que de nada sirve que te engañes y confíes en que no vas a picar entre horas, al final lo harás. Por mucho que trates de evitarlo, el hambre llegará a media mañana o a última hora de la tarde y serás presa fácil de las máquinas de vending y de las cafeterías.

Debes ser previsor y tener siempre a mano en la oficina algunas piezas de fruta, frutos secos e incluso fruta deshidratada. Ya que vas a picar, al menos que sea sano y que no te cueste un ojo de la cara.

Y tú, ¿tienes algún truco para no gastar dinero en el trabajo?

boton zaplo blog