negocio ideal

Cómo saber cuál es tu negocio ideal

Los primeros pasos hacia el autoempleo son los más complicados de todos. Todo emprendedor en fase de pañales tiene un montón de ideas y proyectos dando vueltas por su cabeza pero no es capaz de poner orden y decidirse por uno. ¿Hay alguna forma de averiguar qué negocio es mejor para cada persona? Hoy repasaremos en Zaplo cuáles son los factores a tener en cuenta para que puedas saber cuál es tu negocio ideal.

Tu negocio ideal: claves para elegirlo

  1. ¿Te apasiona?

Es imprescindible que te apasione la idea de negocio que quieres poner en práctica. La travesía del emprendedor hasta lograr los primeros resultados es bastante dura. Si no tienes pasión por lo que haces te resultará más complicado sortear los obstáculos y persistir hasta lograr el éxito.

  1. ¿Qué conocimientos tienes?

No deberías invertir ni tiempo ni dinero en un negocio que no llegas a comprender en su totalidad. Cuanto mayores sean tus conocimientos sobre el sector, la competencia o el producto, mayores serán tus posibilidades de conseguir una ventaja sobre el resto.

  1. ¿Eres experto?

Si acompañas tus conocimientos de una amplia experiencia profesional en ese mercado, todo te resultará mucho más sencillo. Si ya sabes desenvolverte en los entresijos del sector o eres experto en el trato hacia tus potenciales clientes, tienes mucho ganado respecto a otros emprendedores que no disfruten de esa posición.

  1. ¿Hay barreras de entrada?

Las barreras de entrada son factores que dificultan el acceso a un determinado mercado. Por ejemplo, si para montar el negocio necesitas hacer un gran desembolso económico que te ponga a la altura de tu competencia, esa sería la barrera de entrada que tendrías que sortear. ¿Estás en condiciones de superarla?

  1. ¿Tienes algo diferente que aportar?

Si tu nicho de mercado está competido y haces lo mismo que todo el mundo, seguramente no obtendrás buenos resultados. En gran medida, tu éxito o fracaso dependerá de la capacidad que tengas para parecer distinto. Por esa razón es fundamental que respondas con sinceridad a esta pregunta: ¿tienes algo diferente que aportar a tus clientes?

  1. ¿Qué estás dispuesto a arriesgar?

Emprender implica arriesgar. Debes tener claro hasta qué punto estás dispuesto a asumir riesgos. Tiempo y dinero son los dos riesgos más repetidos: ¿Cuánto tiempo estás dispuesto a “perder” hasta obtener los primeros beneficios? ¿Cuánto dinero puedes perder si no tienes éxito? En función de cuáles sean las respuestas podrás decantarte por algunas ideas de negocio y descartar otras.

  1. ¿Qué tipo de recompensa esperas?

No todos los emprendedores buscan la misma recompensa de sus negocios. Algunos buscan obtener un sueldo más o menos estable cada mes con un horario razonable de trabajo. Otros buscan los mayores ingresos posibles y para conseguirlo están dispuestos a invertir todas las horas que haga falta. La recompensa esperada también condiciona cuál puede ser tu negocio ideal.

Dando respuesta a estas siete preguntas la larga lista de ideas de negocios que tienes en la cabeza se reducirá considerablemente. En principio, la elección de tu negocio ideal ya debería ser mucho más sencilla.

boton zaplo blog