método YNAB

¿Te cuesta llegar a fin de mes? Aprende a ahorrar con el método YNAB

Miles y miles de personas sufren para llegar a fin de mes. Otros, directamente, acaban con grandes cantidades en números rojos. Si bien es cierto que los ingresos determinan considerablemente el nivel de vida, la manera de gestionar ese dinero también juega un importante papel. Por esta razón, es fundamental prestar mucha atención a nuestros gastos y utilizar un método de ahorro que permita controlarlos y así vivir más relajado. Algunos afortunados ya lo han encontrado, ¿quieres ser tú el próximo en descubrirlo? Hablemos del método YNAB.

El método YNAB: la solución definitiva para controlar tus gastos

El método YNAB permite optimizar tu gestión de la economía familiar mediante el uso de presupuestos. Este sencillo y efectivo método se basa en 4 reglas, ¡toma nota!

1º. Elabora presupuestos por categorías.

Establece categorías por prioridades y presupuesta los gastos mensuales de cada una. Cuando entre dinero en tu cuenta, destina a cada categoría solo la cantidad que tenías planeada. Por ejemplo, 100 euros a ocio. Así, te obligarás a no dejarte llevar por impulsos consumistas, evitando, por lo tanto, posibles deudas futuras de otras categorías.

Es una tarea sencilla, pues solo deberás dedicar un tiempo a principio de cada mes a planear esos gastos. De esta manera, el resto del mes vivirás mucho más relajado y solo tendrás que limitarte a consultar tus presupuestos y vigilar no sobrepasarlos.

2º. Anticípate a los gastos grandes.

Todos estaremos de acuerdo en que hay meses que se gasta mucho más, ¿verdad? Las vacaciones de verano, los regalos de navidad, el pago de seguros… Si no te anticipas a esos gastos, te sentirás abrumado y agobiado cuando lleguen, y no podrás permitirte pagarlos sin descuidar otras categorías también necesarias.

La solución que propone el método YNAB es muy sencilla. Ahorra una parte de tus ingresos de cada mes para esos gastos grandes, incluyéndolos en tus presupuestos por categorías, de manera que cuando tengas que hacer el pago, no notes tanto el gasto.

3º. No te agobies por los imprevistos.

En ocasiones, por mucho que organicemos nuestros gastos, se dan circunstancias que cambien nuestros planes. Por ejemplo, una avería del coche. Esto, inevitablemente, altera la planificación mensual, provocando un gran estrés en muchas personas.

Pero tranquilo/a, con el método YNAB no hay de qué preocuparse. Simplemente mira las categorías menos importantes e intenta ajustar los presupuestos de estas para compensar ese gasto inesperado. Un ejemplo podría ser reducir la categoría de ocio.

4º. Utiliza tu dinero de ayer en gastos de hoy.

Destina dinero de meses anteriores a gastos futuros. De este modo, no tendrás que esperar a cobrar para pagar, sino que cuando tal pago sea necesario, tendrás el dinero disponible para realizarlo.

Estarás pensando que todo esto suena muy bien, pero que puede ser un poco difícil de llevar a la práctica, ¿verdad? Pues te equivocas. Con la aplicación móvil de este método podrás organizar tus gastos en un abrir y cerrar de ojos y llevar tus presupuestos allá donde vayas.

¿A qué esperas para empezar a usar el método YNAB? ¡Sigue estas cuatro reglas que cambiarán tu forma de gestionar tu dinero!

 

Si necesitas una ayudita extra, en Zaplo podemos ofrecerte un préstamo rápido de hasta 2.500 euros (800 si es la primera vez que lo solicitas) a devolver de forma flexible y en cómodos plazos. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!

boton zaplo blog