mercado de divisas

Esto es todo lo que necesitas saber sobre el mercado de divisas

Cuando unos países importan bienes de otros, en muchos casos tienen que efectuar los pagos en una moneda distinta a la suya, es decir, en divisas. Por esta razón existe un mercado especializado para estos intercambios: el mercado de divisas, mercado de tipos de cambio o Foreign Exchange (Forex).

El mercado de divisas es hoy en día el mercado financiero más grande del mundo, con un volumen de negociación medio diario en torno a 5 billones de dólares. Comienza a operar los domingos por la tarde con la apertura del mercado en Australia y finaliza los viernes con el cierre en Nueva York. El mercado no cierra durante las 24 horas del día.

Quizá te interese leer | ¿Qué es el IBEX 35? ¿Qué empresas lo forman?

Apreciación y depreciación: las dos caras del mercado de divisas

El tipo de cambio de mercado de una divisa respecto a otra varía en función de la ley de la oferta y la demanda. Pueden pasar dos cosas: que una divisa se aprecie con respecto a otra o que se deprecie.

Cuando una divisa se aprecia, sube de precio. Esto ocurre bien porque su demanda es muy alta o bien porque hay poca cantidad comparada con otras divisas. Por el contrario, las divisas se deprecian cuando son abundantes porque existe une exceso de oferta de las mismas, o bien porque hay gran cantidad en relación con la oferta más escasa de otras divisas.

Una moneda fuerte es aquella que tiende a apreciarse, al contrario que una moneda débil, cuyo tipo de cambio será más inestable y tenderá a perder valor. Como es lógico, las monedas fuertes tienen mucha demanda internacional. Hoy día, el dólar y el euro son las dos monedas más fuertes del mercado.

Sin embargo, la apreciación o depreciación de una divisa no son necesariamente situaciones positivas o negativas para un país. Por ejemplo, cuando hay una crisis, una devaluación hace que las exportaciones sean más baratas, lo que incrementa su demanda a nivel mundial. Es lo que se denomina devaluación competitiva.

Por ejemplo, si el euro se deprecia respecto al dólar, será más fácil exportar, pero importar se encarece al haberse apreciado la otra divisa. Desde un punto de vista financiero los capitales huyen en euros porque los inversores los convierten a dólares. Esto se traduce en pérdidas para los extranjeros con euros y en ganancias para los europeos con dólares.

Quizá te interese leer | Esto es lo que no debes hacer con tus finanzas si tienes más de 40

¿Qué monedas se negocian en Forex?

En el mercado de divisas existe una gran variedad de monedas. Por ello, para su mejor identificación se agrupan de la siguiente forma:

  • Monedas G-10: recoge las monedas más importantes del mundo (USD-Dólar, EUR-euro, GBP-libra esterlina, JPY-yen japonés, CAD-dólar canadiense, CHF- franco Suiza, AUD-dólar australiano, NZD- dólar neozelandés, SEK- corona sueca y NOK- corona noruega).
  • Monedas emergentes: como el florín húngaro (HUF), el esloti polaco (PLN), la corona checa (CZK) o el peso mexicano (MXN).
  • Monedas Oriente Medio: aquí encontramos el shekel israelita (ILS), la libra egipcia (EGP), el rial saudí (SAR), el dólar Hong Kong (HKG) y el yuan chino (CNH).
  • Monedas “commodity”: como el dólar canadiense (CAD), el dólar australiano (AUD), el peso colombiano (COP), el sol peruano (PEN) o el real brasileño (BRL).

En el mercado de divisas estas se agrupan en pares de divisas. Por ejemplo,  en la expresión EUR/USD 1,21 las tres primeras letras del par se refieren a la moneda base (el euro), las tres segundas letras se refieren a la moneda cotizada (el dólar) y los números indican el número de unidades de moneda cotizada por unidad de moneda base (1 euro = 1,21 dólares).

Según un estudio del BIS, los cruces de moneda más negociados son EUR/USD, USD/JPY y GBP/USD.

boton zaplo blog