medidas para ahorrar agua

¿Qué medidas puedes tomar para ahorrar agua?

Dejarse el grifo abierto, bañarse en vez de ducharse, poner el lavavajillas o la lavadora sin estar llena y sin programas a media carga, pueden ser acciones críticas que provocarán que tu factura del agua sea desorbitada. Y como hemos hablado en ocasiones en este blog, ahorrar debe ser uno de nuestros objetivos económicos más importantes, ya sea con pequeños gestos o con medidas más importantes.

Por eso, hay que guardar especial cuidado con nuestras costumbre del día a día, que no son siempre las más adecuadas, para que no se nos dispare el precio que pagamos en nuestro recibo del agua. Esto nos lleva a la siguiente pregunta ¿qué medidas están en nuestra mano para lograr ahorrar agua? Básicamente hay que centrarse en tener cuidado con su uso tanto a la hora de limpiar como de lavarnos. Vamos a ver una serie de sencillos consejos para ahorrar agua en casa.

Los mejores consejos para ahorrar agua en el día a día

  • No dejes el grifo abierto cuando te lavas los dientes o te afeitas. Con esta práctica tan habitual en nuestros hogares (y que además parece inofensiva) se derrochan hasta 30 litros por persona y día.
  • No mantengas el grifo abierto al fregar los platos. Igual que en el caso anterior, es mejor llenar la pila y lavar en ella los platos.
  • Dúchate en vez de bañarte. Ducharse en vez de bañarse supone un ahorro medio de 400 litros por día y hogar. Imagina cómo se reflejará eso luego en tu factura y piensa en todo lo que puedes hacer con todo ese dinero que vas a ahorrar.
  • Reutiliza el agua. Intenta volver a utilizar el agua que no esté sucia para otras acciones, como por ejemplo, el agua del baño de tus hijos te puede servir para fregar el suelo.
  • Ten cuidado con las fugas en el baño y la cocina. Hay que revisar cada cierto tiempo la grifería y los elementos urinarios porque con el uso pueden aparecer pequeñas fugas que generan importantes pérdidas de agua y dinero al cabo del tiempo.
  • Racionaliza el riego. Lo puedes realizar aprovechando el agua de lluvia o bien instalando en tu jardín/huerto sistemas de riego por goteo.
  • Reemplaza tus electrodomésticos por aquellos que tengan la etiqueta A+, A++ o A+++. Sobre todo, la lavadora y el lavavajillas. Este tipo de electrodoméstico ahorran un 50% de consumo de agua gracias a sus sistemas económicos y sus programas de media carga. Además, también te ayudarán a ahorrar en la factura de la luz.
  • Instala grifería termostática o electrónica. Estos sistemas consiguen que el uso del agua se racionalice gracias a que puede regularse el consumo.
  • Coloca aireadores o reductores del caudal en los grifos. Esto hará que gasten menos cuando los tengamos que utilizar.

¿Qué te parecen estos consejos para ahorrar agua? ¿Crees que podrás llevarlos a la práctica? Cuéntanos tu opiniones al respecto y enséñanos algún truco más que conozcas 🙂