ahorro de tus hijos

¿Es buena idea invertir el ahorro de tus hijos?

Es muy importante que ahorres dinero para el futuro de tus hijos. Por muy pequeños que sean hoy, terminarán creciendo y tendrás que hacer frente a la comunión, al viaje de fin de estudios o la universidad, por citar algunos eventos caros. Tu economía doméstica debería estar preparada para cuando lleguen esos momentos. Pero la pregunta es: ¿qué debes hacer con el ahorro de tus hijos?

Muchas familias se preguntan si ese ahorro destinado a cubrir las necesidades futuras de sus hijos debería invertirse o no. La respuesta es que sí. Si no quieres que la inflación devore el poder adquisitivo de ese dinero, la mejor alternativa es la inversión.

La inflación no es tu amiga en el ahorro de tus hijos

Imagina que tienes ahorrados 100 euros y que con ese dinero te planteas comprar un gallifante que cuesta 100 euros. Imagina también que pospones la decisión de compra un año. Si la inflación durante ese año es del 2%, el año próximo tus 100 euros no serán suficientes para comprar el gallifante, que ahora costará 102 euros. Tienes el mismo dinero pero tu poder adquisitivo se ha visto mermado. Hola inflación.

Gracias a la inversión te aseguras de que tu dinero no va a perder valor, ya que este crecerá a un ritmo mayor que la inflación y eso te permitirá ganar capacidad adquisitiva año tras año. En otras palabras, ganarás dinero gracias a tu dinero.

Siguiendo con el ejemplo anterior, si hubieses invertido los 100 euros y hubieses logrado una rentabilidad anual del 5%, al terminar el año habrías tenido 105 euros. Con ese dinero podrías haber comprado el gallifante y te habrían sobrado 3 euros. Adiós inflación.

¿Dónde invertir?

Una vez que tienes claro que sí debes invertir el ahorro destinado al futuro de tus hijos, la siguiente pregunta es: ¿dónde hacerlo? Es decir, de entre el sinfín de opciones de inversión que existen en el mercado, ¿cuál es la más adecuada para tus ahorros?

No hay una respuesta universal válida para esta pregunta, ya que dependerá de muchos factores: ¿durante cuánto tiempo no vas a necesitar ese dinero?  ¿Qué rentabilidad te gustaría obtener? ¿Cuánto riesgo estás dispuesto a asumir? ¿Hasta qué punto quieres involucrarte en gestionar tu inversión?

De forma genérica, las tres inversiones más sencillas que puedes hacer con el ahorro de tus hijos son estas:

  1. Fondos de inversión.

Hoy día existen infinidad de fondos de inversión. Si no quieres complicarte la vida más de lo necesario, este producto financiero es la opción más interesante. La rentabilidad que ofrecen los distintos fondos dependerá de muchos factores. Por ejemplo, si es renta fija o renta variable. Por otra parte, ofrecen grandes ventajas fiscales, ya que solo tributan al ser rescatados.

  1. Acciones.

La compra de acciones que cotizan en bolsa es otra forma de inversión para el ahorro de tus hijos bastante interesante, aunque un poco más compleja. Por ejemplo, puedes ganar dinero comprando acciones de empresas que reparten dividendos a final de año. Otra opción es comprar acciones cuyo precio es bajo pensando en venderlas cuando el precio sea más alto.

  1. Fondos indexados y ETF.

Si quieres invertir el ahorro de tus hijos en bolsa pero no tienes grandes conocimientos, puedes invertir en un fondo indexado o en un ETF. Ambos productos replican el comportamiento de un índice bursátil y aúnan las ventajas de los fondos de inversión y de las acciones, en el sentido de que están diversificados y ofrecen rentabilidades interesantes.

boton zaplo blog