Inversiones seguras

Inversiones seguras: ¿puedo hacer que mi dinero crezca sin asumir riesgos?

Una de las mayores preocupaciones de cualquier inversor es perder dinero con su inversión. Cuando hablamos de mercados, riesgo e inversión siempre van de la mano. Normalmente, cuánto mayor es el riesgo que se asume, mayores podrán ser las ganancias; y a menor riesgo, menor beneficio potencial. Pero, ¿existen las inversiones seguras?

Mucha gente se pregunta si podría invertir su dinero y conseguir que este crezca con un riesgo mínimo. Como poder, se puede, pero lo cierto es que la rentabilidad de las denominadas “inversiones seguras” es bastante reducida. Veamos algunos ejemplos.

Seis inversiones seguras pero que no te harán millonario

  1. Depósitos.

Los depósitos bancarios están protegidos por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) hasta 100.000 euros por persona y entidad. La probabilidad de perder dinero es casi inexistente, como también el interés medio que ofrecen (raro es que llegue al 1% anual).

En este enlace puedes comprobar cuáles son actualmente los depósitos más rentables (actualizado a octubre de 2018).

  1. Cuentas nóminas.

Se ha abierto una guerra entre entidades financieras para captar clientes para sus cuentas nóminas. El problema es que sus rentabilidades no duran más de un año (son ofertas de captación) y el importe máximo a remunerar es limitado.

Las de Bankinter y de ING son algunas de las más competitivas del mercado. Puedes conocer el resto de opciones en este enlace.

  1. Deuda pública.

Que quiebre un estado y deje a sus acreedores con el culo al aire es poco probable. Por esta razón, la deuda pública, en forma de letras, bonos y obligaciones, es otra inversión bastante segura para nuestro dinero. Puedes echar un vistazo a la web del Tesoro Público para conocer sus rentabilidades.

  1. Planes de pensiones.

Los planes de pensiones privados son otra opción de bajo riesgo para tus ahorros. Eso sí, antes de invertir en uno debes saber algunas cosas. Por ejemplo, que Hacienda puede llevarse un gran bocado si decides rescatarlo todo a la vez (no te olvides de que tributan como renta del trabajo) y que te resultará muy difícil recuperar el dinero antes de tiempo. Salvo en casos excepcionales, la liquidez de los planes de pensiones es muy reducida.

  1. Plan Individual de Ahorro Sistemático (PIAS).

Son seguros de ahorro que muchas compañías aseguradoras ofrecen a sus clientes. Se parecen a los planes de pensiones porque se pueden hacer aportaciones periódicas a gusto del consumidor. Sin embargo, su liquidez es mucho mayor y el capital se puede rescatar en cualquier momento. El riesgo de perder dinero un PIAS es casi inexistente, pero su rentabilidad es muy limitada.

  1. Renta fija privada.

La renta fija también ofrece un riesgo muy reducido y una rentabilidad conocida de antemano. Cada cierto tiempo recibirás unos intereses por tu inversión y podrás recuperar todo el capital al vencimiento. Con la renta fija no te llevarás grandes sorpresas ni tampoco necesitarás grandes conocimientos financieros.

Algunas conclusiones

Como has podido comprobar, existen inversiones bastante seguras en las que las posibilidades de perder dinero son casi inexistentes. El problema es que también es casi inexistente la rentabilidad que ofrecen. En otras palabras, no perderás tu dinero pero tampoco te harás millonario.

Si quieres rentabilizar tus ahorros, nuestro consejo es que pongas el foco en el largo plazo. Aunque no existe el producto de inversión cien por cien seguro, con la formación y el asesoramiento correctos, será bastante difícil que pierdas dinero si tu horizonte temporal es de 15 o 20 años.

boton zaplo blog