Si te decides a invertir en hedge funds, pueden pasar dos cosas: que te salga bien la jugada o que te salga mal. Como te acabamos de explicar, son inversiones de alto riesgo que no están recomendadas para inversores inexpertos.

Hedge funds: inversión no apta para cardíacos

Existen inversiones muy seguras, inversiones de riesgo medio e inversiones no aptas para cardíacos. Normalmente, en Zaplo siempre te hablamos de las dos primeras. Hoy será una excepción. Ponte cómodo porque estás a punto de descubrir qué es un hedge fun y cómo se puede invertir en él. Hablemos pues de hedge funds.

¿Qué es un hedge fund?

Un hedge fund es un fondo de inversión o fondo de cobertura, por su traducción literal. También se le conoce como fondo de inversión libre o fondo de alto riesgo.

Existen de muchos tipos y el denominador común de todos es que el riesgo que se asume invirtiendo en ellos es bastante elevado. A continuación entenderás por qué.

Los hedge funds son fondos de inversión muy similares en la mayoría de los aspectos a los que todos conocemos. Pero hay una diferencia significativa: mientras que los fondos de inversión están muy regulados y sus gestores tienen que cumplir una normativa bastante rígida, con los hedge funds ocurre lo contrario.

En los fondos de cobertura los gestores tienen muchísima más libertad para tomar las decisiones que crean mejores para obtener una mayor rentabilidad. Irremediablemente, esto se traduce en un mayor riesgo para el inversor.

Veámoslo con un ejemplo.

Fondos de inversión vs Hedge funds

Si mañana te vas a tu banco preferido y contratas un fondo de inversión que invierte en empresas del IBEX 35, tendrás la seguridad de que tu dinero se queda en empresas españolas y que no se invierte en ningún país exótico, ninguna startup desconocida ni ninguna materia prima rara.

Tu asesor decidirá el reparto entre renta fija y renta variable en función de tu perfil de riesgo y del horizonte temporal de tu inversión, pero siempre acogido a las normas vigentes para fondos de inversión.

Por el contrario, si inviertes en un hedge fund, el gestor tendrá mucha más libertad para invertir tu dinero en lo que considere mejor. Quizás lo saque del Ibex y lo lleve a empresas asiáticas o a una tecnológica que está a punto de salir al mercado y con la que cree que obtendrá una alta rentabilidad. Si acierta, ganarás mucho dinero; pero si falla, lo perderás.

Además, como la mayoría de los hedge funds están ubicados en paraísos fiscales, la flexibilidad de los gestores para trazar sus estrategias de gestión del fondo es mucho mayor. Y se pagan menos impuestos, claro.

Invertir en hedge funds

Si te decides a invertir en hedge funds, pueden pasar dos cosas: que te salga bien la jugada o que te salga mal. Como te acabamos de explicar, son inversiones de alto riesgo que no están recomendadas para inversores inexpertos.

Importante saber que las comisiones de invertir en un fondo de cobertura son bastante elevadas. Aunque varían en función del instrumento contratado, normalmente están en torno al 20% del beneficio. Eso sí, solo pagas si obtienes beneficios. Es uno de los mayores atractivos de este producto financiero.

En España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) solo permite comercializar hedge funds de países con los que haya firmado un Memorando de Entendimiento. En la actualidad, solo 28 países están adheridos a este Memorando.

Si te interesa nuestra opinión, busca alternativas más seguras para tu dinero. La rentabilidad menor se compensa con poder dormir en paz y sin sobresaltos por las noches.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Zaplo podemos ofrecerte un préstamo rápido de hasta 2.500 euros (800 si es la primera vez que lo solicitas) a devolver de forma flexible y en cómodos plazos. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!

boton zaplo blog