fondos de inversión

Fondos de inversión: qué son, cómo se gestiona su fiscalidad…

Los fondos de inversión son un instrumento para ahorrar o rentabilizar el capital ya ahorrado que reúne a varias personas que delegan su dinero en un equipo de profesionales (los gestores) con conocimiento de los diversos mercados: acciones, renta fija, activos monetarios, derivados.

La fiscalidad de los fondos de inversión

Los fondos de inversión, en España, comercializados básicamente por la banca, están sujetos al pago de impuestos como cualquier otro instrumento de ahorro. En momentos en los que la rentabilidad de la deuda pública o de los depósitos bancarios está muy cercana a cero, es momento de saber cuánto vamos a pagar si contratamos un fondo de inversión.

Quizá te interese leer | ¿En qué consiste el alquiler con opción a compra?

Hay que tener en cuenta que únicamente habrá que pagar impuestos cuando vendas el fondo de inversión. Es decir, el tenedor de un fondo que conserve éste durante, por ejemplo, 20 años, no tendrá ninguna obligación con la Agencia Tributaria hasta que se produzca la venta. Ésta es su principal ventaja.

A pesar de esta premisa, hay que tener en cuenta que no siempre hay que pagar a la venta del fondo. De hecho, únicamente hay que abonar impuestos si se han obtenido beneficios. A estos beneficios se le denominan: plusvalías, en la jerga del sector financiero.

¿Qué son las plusvalías?

En este sentido, las plusvalías se calculan restando al valor de reembolso (el dinero que ingresamos) el valor de suscripción, el dinero que invertimos al comprar o invertir en el fondo. Si hemos tenido plusvalías, pagaremos. Si, por contra, sufrimos minusvalías (invertimos 100 y solo hemos recuperado 90, por ejemplo), nos queda el consuelo de que el estado no se llevará ni un euro más.

Quizá te interese leer | ¿Se puede invertir dinero sin riesgo?

Si hemos comprado participaciones de un fondo concreto, pero en distintas fechas, se aplicará el criterio FIFO (del inglés, First in, first out: Las primeras dentro, las primeras fuera). Es decir, serán las primeras participaciones vendidas aquellas que se hayan adquirido primero, con independencia del precio de compra de las diversas adquisiciones.

Hay que tener en cuenta que todas las comisiones aplicadas por la gestión del mismo (suscripción, reembolso, gestión, custodia…) computan como gasto deducible y se debe restar del capital invertido.

¿Cuántos impuestos se pagan según las plusvalías de los fondos de inversión?

La fiscalidad de este instrumento financiero ha sufrido varios cambios en los últimos años. La reforma en vigor, vigente desde enero de 2015, marca que las ganancias patrimoniales en fondos de inversión se añaden a la base imponible del ahorro. Estos son los tramos y los tipos marginales establecidos por el Estado para 2016 y, salvo ulterior modificación, los siguientes ejercicios:

  • Quien gane hasta un máximo de 6.000 euros, pagará un 19% de sus beneficios. Ejemplo: si ha ganado (restando al valor de reembolso el valor de suscripción) 5.000 euros pagará 950.
  • Quien gane desde 6.000 euros hasta 50.000 euros, pagará un 21% de sus beneficios.
  • Quien gane más de 50.000 euros, pagará un 23% de sus beneficios.
  • La legislación actual baja la plusvalía respecto a la anterior y acaba con la diferencia entre las plusvalías a corto (menos de un año) y a largo plazo.

¿Consideras que el tener fondos de inversión te perjudica impositivamente o al contrario te puede generar una ventaja fiscal? ¡Cuéntanos tu impresión!

Quizá te interese leer | El interés compuesto: la fuerza más poderosa del mundo