si no inviertes tus ahorros

Esto es lo que pasa si no inviertes tus ahorros

Al igual que las matemáticas, la geografía o el inglés, el ahorro debería ser una asignatura obligatoria en los colegios. Sí, has leído bien. Si queremos adultos responsables y con cultura financiera, es fundamental inculcar este hábito a los niños desde bien pequeños. Pero hoy hablaremos de lo que pasa si no inviertes tus ahorros.

Porque el ahorro no lo es todo. Es muy importante saber recortar gastos, tener una vida frugal o vivir por debajo de nuestras posibilidades con el objetivo de ahorrar, pero también es igual de importante lo que hacemos con ese dinero ahorrado.

Guardarlo en casa debajo del colchón, en el fondo de una maceta o en un libro hueco, no es una buena idea. Podrían robártelo, arder en un incendio y un sinfín de infortunios. Incluso podrías olvidar el escondite. ¿Te imaginas la cara de “esto solo me pasa a mí” que se te quedaría? Si no inviertes tu ahorros será casi como no tenerlos.

Acumularlo en el banco en una cuenta corriente o de ahorros tampoco es una idea demasiado brillante. Aunque estará mucho más seguro que en el caso anterior, al estar “quieto” perderá valor según pase el tiempo. Y si contratas un depósito bancario apenas obtendrás rentabilidad, así que tampoco es una opción interesante.

Por muchas vueltas que le des, el mejor destino para tus ahorros son los mercados financieros, o lo que es lo mismo, la bolsa. No invertir tu dinero es una decisión poco inteligente y con graves consecuencias financieras a largo plazo. A continuación te explicamos cuáles son las consecuencias de no invertir tus ahorros.

Estas son las consecuencias de no invertir tus ahorros

1º. Si no inviertes tus ahorros, pierdes poder adquisitivo.

Seguro que has leído en muchos sitios que la inflación es el enemigo número uno del ahorrador. La inflación se define como el incremento generalizado y continuo del nivel de precios de una economía y se utiliza para medir cómo evoluciona el coste de la vida.

Por culpa de la inflación, el valor del dinero cada vez es menor. No hace falta que se trate de una inflación enorme, basta con una tasa pequeña para mermar tus finanzas a largo plazo. Un 2% anual de inflación, por ejemplo, hará que los precios aumenten un 22% en 10 años y casi un 50% en 20. Ahí es nada.

2º. Si no inviertes tus ahorros, no te beneficias del interés compuesto.

El interés compuesto se refiere a la capacidad que tiene una inversión para crecer a largo plazo si los intereses generados por la misma se reinvierten, integrándose en el capital principal. A más años, más capital invertido y más rentabilidad.

Para que te hagas una idea de la magnitud de lo que hablamos, si ahorras 300 euros al mes durante 20 años, en total ahorrarías 72.000 euros pasado ese tiempo. Pero si inviertes ese dinero y logras un 7% de rentabilidad anual (la media de la bolsa es un 8%), gracias al interés compuesto acumularás 157.914,50 euros. Más del doble.

Conclusiones

Como puedes ver, no invertir tus ahorros no es una opción inteligente: no solo tu dinero valdrá menos según pasa el tiempo, sino que además perderás la oportunidad de multiplicarlo obteniendo una rentabilidad por él. Por eso, cuando inviertas debes obtener como mínimo un interés superior a la inflación, ya que de lo contrario estarías perdiendo poder adquisitivo.

Ahora ya lo sabes. Tan importante es ahorrar como invertir. Si quieres saber cuáles son las mejores opciones de inversión, date un paseo por la hemeroteca del blog. ¡Hemos escrito mucho sobre ello!

 

boton zaplo blog