ventajas de vivir en un pueblo

Estas son las ventajas de vivir en un pueblo

Somos seres urbanos. El 54,5% de la población mundial vive en ciudades y se espera que este porcentaje llegue al 66% en 2050. Si miramos solo hacia Europa, el 73% de su población ya vive en grandes urbes, y en 2020 será el 80%. En Estados Unidos, mientras tanto, este porcentaje es del 82%. Pero… ¿cuáles son las ventajas de vivir en un pueblo?

Sin duda, la ciudad es el hábitat natural de la mayor parte de la población. En ellas hay más oportunidades laborales, más opciones de entretenimiento y mejor acceso a servicios públicos de educación, sanidad o cultura. Pero, ¿significa esto que en las ciudades se vive mejor?

La vida en una gran urbe es bastante más estresante, cara y peligrosa que en un pueblo. Tal vez por eso muchas familias toman la decisión de hacer las maletas buscando mejorar su calidad de vida en un tranquilo pueblo, cerca de la naturaleza y lejos del ruido del tráfico y de la contaminación. Porque sí, vivir en el mundo rural tiene sus ventajas.

Estas son algunas de las ventajas de vivir en un pueblo

1º. Es más barato, una de las mejores ventajas de vivir en un pueblo

Si te preocupa tu cuenta corriente, vivir en un pueblo es significativamente más barato que hacerlo en una ciudad. Aunque el coste de la cesta de la compra, del teléfono o de la electricidad sean los mismos, hay una serie de gastos que desaparecen o se minimizan al vivir en un pueblo.

Por ejemplo, los gastos de transporte (puedes ir andando a todos sitios), de ocio (es mucho más barato salir de copas o a cenar en el pueblo), los impuestos (también menores) y, sobre todo, la vivienda (puedes comprar una casa mejor por mucho menos dinero). El tema de la vivienda merece un apartado para ella sola.

2º. Mayor oferta inmobiliaria

¿Nunca has tenido la sensación de vivir enjaulado en tu ciudad? Pisos de 70 a 90 metros cuadrados (en grandes ciudades mucho menores) que se venden a precio de oro. Tienes que hipotecar tu futuro y el de tu familia para poder vivir en una pequeña cárcel con muy pocas comodidades. Esto en los pueblos no pasa.

La oferta inmobiliaria en las zonas rurales es mucho mayor. Por el precio de un piso de 90 metros en Madrid o Barcelona puedes disfrutar de un chalet con piscina en el pueblo. Un presupuesto ajustado no te va a impedir disfrutar de una casa de dos plantas con patio o porche. Los precios de la vivienda en los pueblos son mucho menores que en la ciudad.

3º. Vida más saludable, otra de las grandes ventajas de vivir en un pueblo

La calidad de vida puede llegar a ser mucho más alta en un pueblo. El estrés de las grandes ciudades, ruidosas, con tráfico y sucias, desaparece en entornos rurales. La vida en el pueblo es más tranquila, se respira un aire más puro y existe un mayor contacto con la naturaleza.

Esta tranquilidad y paz permite llevar unos hábitos de vida más saludables, vivir con menos prisas y no sufrir los cuadros de ansiedad y estrés diarios tan comunes en las ciudades.

4º. Mejor para los niños

Es más fácil, barato y seguro criar hijos en un pueblo. El entorno rural permite a los niños vivir más cerca de la naturaleza y jugar más tiempo al aire libre sin miedo a ser atropellados por un coche o a que pueda pasarles algo. Ver pasear por las calles a niños de 8-9 años solos y sin sus padres es habitual en un pueblo e impensable en una ciudad.

5º. Mayor seguridad

En los pueblos no suele haber robos en los domicilios ni atracos en sus calles. La seguridad de tu familia y de tus posesiones será mucho mayor que en una gran ciudad. No vas a necesitar instalar una alarma en casa ni mirar para atrás cuando camines por una calle oscura. Los pueblos son tan seguros que puedes dejar la puerta de tu hogar abierta para airearla y no pasará nada.

Como ves, vivir en un pueblo tiene muchas ventajas. ¿Te atreves a hacer las maletas y empezar una nueva vida?

 

Si necesitas una ayudita extra, en Zaplo podemos ofrecerte un crédito online de hasta 2.500 euros (800 si es la primera vez que nos lo solicitas) a devolver de forma flexible y en cómodos plazos. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!

boton zaplo blog