gente que no ahorra

Los 8 errores que comete la gente que no ahorra

Ahorrar es el sueño de muchas personas. A todo el mundo le gustaría ahorrar mucho más, pero no lo consigue. ¿El motivo? Comenten errores muy básicos en la gestión de sus finanzas personales. Y créenos, es muuucha la gente que no ahorra.

Para entenderlo bien, nada mejor que entrar en la mente de las personas que no ahorran nada y analizar qué hacen mal. Estos son sus principales errores.

Esto es lo que hace la gente que no ahorra

gente que no ahorra

  1. Gastan más de lo que ingresan.

Puede parecer lógico, pero hay que decirlo. Las personas que gastan más dinero del que ingresan no conseguirán ahorrar jamás. Para solucionar este problema basta con reducir el nivel de consumo y llevar un ritmo de vida acorde a la cantidad de dinero que cada mes entra en la cuenta corriente. Si ganas 1.300 euros, has de aprender a vivir con menos de eso.

  1. Tienen demasiados gastos fijos.

La mayoría de las veces la gente que no ahorra tien demasiados gastos fijos. Hipoteca (o alquiler), préstamo del coche, tarjetas de crédito, seguros, impuestos… Es muy difícil ahorrar si los gastos fijos del mes se comen tu presupuesto. Volviendo al consejo del punto anterior, deberán reducir su nivel de vida para reducir también estos gastos. Por ejemplo, prescindiendo del coche o buscando un alquiler más barato.

  1. No controlan sus gastos diarios.

Al problema de los gastos fijos se une otro igual de peligroso: un descontrol absoluto de los gastos del día a día. Si le preguntas a estas personas en qué se han gastado su dinero, lo más probable es que no sepan responderte. No usan ningún Excel para anotar sus gastos, tampoco ninguna app de finanzas personales. Por el contrario, gastan de forma irracional y sin control.

  1. Abusan del crédito.

Un error bastante común en la gente que no ahorra es que abusan del crédito. Si necesitan algo y no tienen ahorros suficientes para comprarlo, no postergan la compra, sino que buscan financiación en forma de préstamo personal, tarjeta de crédito o pago aplazado con intereses.

  1. No compran con cabeza.

Estas personas creen que las compras son simples transacciones en las que pagas y recibes algo a cambio. La gente que no ahorra hace compras impulsivas, no comparan precios en varios establecimientos y constantemente tratan de cubrir necesidades que en realidad no tienen. En resumen, se dejan llevar por los sentimientos (y no por la cabeza) a la hora de comprar.

  1. No hacen presupuestos.

El presupuesto es una potente herramienta de finanzas personales para saber cuáles son los ingresos esperados y cuáles los gastos a los que hay que hacer frente. En ausencia de un presupuesto será muy difícil identificar en qué se está gastando de más y aplicar medidas correctoras.

  1. No piensan a largo plazo.

El cerebro humano no piensa en el largo plazo. Por el contrario, está diseñado para buscar la recompensa inmediata. Cuanto más rápida, mejor. La gente que no ahorra no se preocupa por modificar este “defecto” biológico, por lo que nunca piensan a largo plazo.

  1. Tratan de ahorrar con la fórmula equivocada.

Otro error bastante frecuente en las personas que no consiguen ahorrar es que intentan hacerlo con la fórmula equivocada: reciben sus ingresos, gastan durante todo el mes y, si les sobra algo, lo ahorran. Esta forma de ahorrar es errónea y no da buenos resultados.

La alternativa es lo que muchos llaman el preahorro, que consiste en ahorrar al principio del mes, es decir, nada más recibir el ingreso de la nómina. Al automatizar el ahorro como si se tratase de un gasto más, dejas de ver ese dinero en tu cuenta y evitas que tu mente te juegue una mala pasada.

boton zaplo blog