Elevator pitch

Elevator pitch: qué es y cómo conseguir enamorar con tu historia

¿Cuánto tarda un ascensor en realizar su trayecto? ¿30 segundos? Pues ese es exactamente el tiempo del que dispones para transmitir la idea de tu proyecto empresarial. ¿Te ves capaz de conseguirlo? Hoy en Zaplo vamos a explicarte la importancia del elevator pitch.

El elevator pitch o “discurso del ascensor” es un concepto muy extendido en el ecosistema emprendedor de las startups. Muchos emprendedores lo consideran la llave maestra que permite abrir todo tipo de puertas: conseguir contactos importantes, captar clientes, cerrar ventas, convencer a inversores…

¿Qué es el elevator pitch?

elevator pitch

Este concepto anglosajón surge de una analogía en la que un emprendedor sube a un ascensor y antes de que se cierre la puerta entra también una persona muy influyente para su negocio (un posible cliente, un inversor importante, un proveedor casi inaccesible…).

De repente, el emprendedor tiene ante sí una ocasión única para hablar con esa persona. El problema es que sólo dispone de una oportunidad para convencerlo y de los escasos 30 segundos que el ascensor tarda en hacer su trayecto. ¿Cómo dirigir la conversación para resultar convincente y conseguir que la otra persona se interese por tu empresa.?

El objetivo del elevator pitch es precisamente ese: convencer mediante un discurso enérgico y rápido de las bondades de tu negocio. La meta no es transmitir mucha información resumida ni tampoco todos los detalles de tu actividad. Basta con un discurso emocionante que capte la atención de la otra parte y le invite a querer saber más sobre tu empresa.

¿Cómo elaborar un elevator pitch ganador?

La pregunta que se hace todo emprendedor es: ¿cómo consigo elaborar un discurso con el que transmitir claridad, pasión y singularidad en tan poco tiempo? La verdad, no es nada sencillo. Por ello, lo aconsejable es tener el guión muy bien preparado.

Te proponemos que sigas el siguiente orden si quieres enamorar con tu “pitch”:

  1. Comienza indicando cómo te llamas y cuál es el nombre de tu empresa: “Hola, soy Aurelio Jiménez, blogger en Zaplo”. A continuación, apretón de manos.
  2. A continuación, y en apenas un par de frases, explica cuál es el problema que resuelve tu empresa.
  3. Posteriormente, indica quién es el público objetivo al que te diriges. Es importante que quede muy claro que hay un nicho de mercado con personas con necesidades por cubrir.
  4. Explica cómo vas a cubrir tú las necesidades de esas personas. En otras palabras, ¿qué solución les ofrece tu empresa?
  5. Deja claro por qué eres diferente a tus competidores (si los hay). Si tu empresa goza de una ventaja comparativa sobre el resto de empresas, hazlo saber a tu oyente.
  6. Para terminar, explica en qué situación se encuentra actualmente tu proyecto: si estás gestando la idea, si tienes patrocinadores, alianzas con otras empresas, clientes testers…

Otros consejos importantes

En un buen elevator pitch están totalmente prohibidos los preámbulos. Tu tiempo es oro, así que evítalos y ve al grano. Del mismo modo, evita todo lo que puedas las coletillas del tipo de ‘mmm…, es decir…, o sea…’. Transmiten inseguridad y te invitan a irte por las ramas.

Ni que decir tiene que has de practicar muchísimo como vender tu “pitch”. No basta con que tengas un guión y con que este sea claro y persuasivo. Si la exposición no es impecable, el discurso quedará en nada. Por ello, deberás practicarlo antes con gente de tu confianza y pedirles que te den  feedback para mejorar.

boton zaplo blog