depósitos bancarios

Depósitos bancarios: ¿cuáles son sus ventajas e inconvenientes?

El funcionamiento de los depósitos bancarios es bastante simple: el ahorrador realiza un depósito de dinero en su entidad bancaria durante un plazo preestablecido y llegada la fecha de vencimiento, la entidad devuelve el dinero al depositante junto con un tipo de interés previamente establecido. Existen depósitos a un mes de vencimiento y otros de varios años de duración.

Quizá te interese leer | Montar una franquicia, ¿es una buena idea?

Durante mucho tiempo los depósitos han sido uno de los productos financieros preferidos por los pequeños ahorradores. La gran seguridad que estos ofrecen frente a otro tipo de inversiones ha sido siempre su gran punto fuerte. Sin embargo, desde hace unos años estos han reducido considerablemente su rentabilidad, lo que ha hecho que pierdan bastante atractivo. Desgranemos sus ventajas e inconvenientes.

Ventajas de los depósitos bancarios

Cinco son, a nuestro parecer, las grandes ventajas de los depósitos bancarios:

  • Son la opción más fácil para invertir. Todas las entidades financieras ofrecen depósitos bancarios para sus clientes y los trámites para formalizarlos son escasos y nada complicados.
  • Amplio horizonte temporal. Se pueden contratar depósitos bancarios a muy corto plazo, incluso un mes, así como otros a un plazo más elevado, por ejemplo, 48 meses. El depósito que mejor se comercializa es a 12 meses.

Quizá te interese leer | Fondos de inversión: qué son, cómo se gestiona su fiscalidad…

  • Muy transparentes. No hay letra pequeña. El inversor conoce desde el primer momento la duración del mismo, su rentabilidad y su liquidez.
  • Su seguridad es máxima. Al estar garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos del Banco de España, en caso de quiebra de la entidad financiera el Estado asegura una devolución de hasta 100.000 euros por ahorrador y banco.
  • Para todo tipo de ahorradores. El ahorrador no necesita tener grandes conocimientos en finanzas o inversiones para contratar depósitos bancarios. Son productos dirigidos a cualquier perfil de ahorrador.

Inconvenientes de los depósitos bancarios

Nada es perfecto en el mundo de las finanzas y los depósitos bancarios no son una excepción. Estos son sus principales inconvenientes:

  • Escasa rentabilidad. Hace unos años la rentabilidad de los depósitos era relativamente atractiva para un ahorrador que no quisiese asumir riesgos. Hoy en día, sin embargo, esta rentabilidad es casi inexistente y se encuentra incluso por debajo de la inversión.

Quizá te interese leer | El interés compuesto: la fuerza más poderosa del mundo

  • Fiscalidad poco atractiva. Cuando se abonan los intereses del depósito hay que pagarle a Hacienda una parte en concepto de impuestos: en caso de ganancias de hasta 6.000 euros, el 19%; entre 6.000 y hasta 50.000 euros, el 21%; y a partir de 50.000 euros, el 23%.
  • Falta de liquidez. No es posible rescatar el dinero antes del plazo de vencimiento sin pagar una comisión. Por tanto, si nos surge un imprevisto y necesitamos recuperar nuestro dinero antes de la cuenta tendremos que asumir una penalización.

Esperamos que este artículo te sirva para valorar las ventajas e inconvenientes de este producto financiero antes de que te decidas a contratarlo.

boton zaplo blog