dejar de trabajar

Cómo crear un sistema para dejar de trabajar en 20 años

Trabajar 40 horas semanales durante 40 o 50 años no es un plan de vida demasiado atractivo. Hay más opciones; y en este artículo vamos a mostrarte un camino alternativo que te permitirá dejar de trabajar dentro de 20 años, ¡o incluso antes si eres buen ahorrador y haces bien los deberes!

Como es lógico, no va a ser un camino de rosas y va exigir muchos sacrificios por tu parte. El sistema consta de tres etapas. Veamos en qué consiste cada una:

Esto es lo que tienes que hacer si quieres dejar de trabajar en 20 años

1. Define cuánto dinero necesitas para vivir cada mes.

El primer paso es fundamental: debes sacar la calculadora y determinar cuánto dinero necesitarás ingresar de forma pasiva cada mes (o cada año) para poder vivir sin necesidad de levantarte cada mañana para ir al trabajo. ¿Cómo averiguar esto? Es más fácil de lo que crees.

Entra en tu área personal de la página web de tu banco y mira cuanto dinero tenías el 1 de enero del año pasado y cuánto el 31 de diciembre. Si restas ambas cifras el resultado será tu gasto anual. A continuación, divídelo entre doce y tendrás el gasto medio mensual.

Te recomendamos que sobre esa cifra sumes un 10-15% para poder cubrir cualquier tipo de improviso. Como imaginas, cuánto menor sea tu nivel de gasto, menos tiempo tardarás en alcanzar tu meta de dejar de trabajar.

 2. Ahorra e invierte, la clave si quieres dejar de trabajar.

Ya conoces lo que gastas al mes, ahora es el momento de ahorrar e invertir. Sin ahorro y sin inversión, dejar de trabajar en 20 años sería una utopía. Ponte la pilas, reduce tus gastos en la medida de lo posible y adopta un estilo de vida minimalista y frugal. Cuánto menos cosas necesites, menos dinero gastarás y más rápido ahorrarás.

La pregunta obligada ahora es: ¿cuánto debo ahorrar cada mes para poder dejar de trabajar? La respuesta está muy relacionada con el tipo de inversión que hagas y con la rentabilidad que obtengas. Por tanto, para saber cuánto tienes que ahorrar exactamente deberías usar una calculadora financiera.

Ejemplo: si tu gasto mensual es de 1.000 euros (12.000 euros anuales), si ahorras 170.000 euros y lo inviertes en bolsa con una rentabilidad del 8%, cada años obtendrías 13.600 euros de beneficio. Esto te permitiría dejar de trabajar y vivir de tus rentas.

No te desanimes pensando que es imposible ahorrar 170.000 euros. Ten en cuenta que gracias al interés compuesto, el beneficio que cada mes vayas obteniendo hasta alcanzar esa cifra, al reinvertirse y formar parte del capital, también genera beneficios, por lo que tus ahorros crecerán de forma exponencial, no lineal.

3. Ten paciencia.

Tal vez este sea el paso más difícil de los tres: esperar 20 años. Tan acostumbrados estamos a la inmediatez que no somos capaces de esperar. Y cuando se habla de ahorro e inversión, dejar pasar el tiempo es una de las claves del éxito.

Si no quieres aburrirte mientras tu dinero crece, busca fórmulas que permitan que crezca más rápido. Por ejemplo, trata de obtener un ingreso extra independiente de tu nómina, consigue un ascenso que te permita cobrar más en tu empresa, crea un negocio propio… Recuerda que a mayores ingresos, mayores ahorros y menor tiempo de espera.

Y lo más importante de todo, ¡disfruta el camino hasta alcanzar tu meta de dejar de trabajar antes de jubilarte!

 

boton zaplo blog