perder el tiempo

Deja de perder el tiempo: 5 claves para conseguirlo

Si las horas del día pasan delante tuya sin que te des cuenta eso solo puede significar una cosa: tienes un problema de falta de productividad. Es uno de los grandes males del S. XXI, y no solo en el ámbito profesional, sino también en el personal. Por esta razón, en esta ocasión te traemos cinco claves para que dejes de perder el tiempo:

Dejar de perder el tiempo es fácil si sabes cómo

  1. Duerme lo suficiente.

Dormir menos para disponer de más horas a lo largo del día no es la solución a tus problemas de productividad. Por motivos naturales el cuerpo necesita descansar y reponerse. Si crees que por dormir una hora menos al día durante una temporada vas a poder sacar más proyectos adelante estás equivocado.

Respetar las horas de sueño y los momentos de descanso es fundamental para mejorar tu productividad y dejar de perder el tiempo. Si duermes ocho horas al día vas a ser mucho más eficiente haciendo tareas y vas a estar mucho más concentrado que si solo duermes seis.

  1. Prioriza tus tareas.

Mucha gente realiza sus tarea siguiendo un método que en contabilidad se denomina FIFO (First in, First out). En román paladino, resuelven las tareas en el orden en que surgen: las primeras que entran son las primeras que se hacen. Esta es una fórmula de organización nefasta y que te hace perder el tiempo.

Stephen Covey, en su libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”, establecía cuatro tipos de tareas: urgentes e importantes, no urgentes pero importantes, urgentes pero no importantes y no urgentes ni importantes. ¿Te atreves a identificar las tuyas?

  1. Planea tu día la noche anterior.

Cada tarde/noche deberías dedicar diez o quince minutos a planificar las tareas del día siguiente. Una lista de tareas a realizar en el día, clasificadas de más a menos importantes, o incluso por intervalos horarios, evitará que tu tiempo y tu productividad caigan en saco roto.

Cuando te acostumbres a planificar el día a día, prueba a planificar también la semana. Cada domingo por la tarde debes dedicar entre quince y treinta minutos a organizar las tareas que debes hacer en los próximos días.  Créenos, es la mejor forma de gestionar y evitar perder el tiempo.

  1. Céntrate en el 20% de actividades que te dan el 80% de resultados.

Lo que acabas de leer se conoce como Principio de Pareto. A veces nos encontramos realizando un montón de actividades que no nos acercan a nuestro objetivo final. Por el contrario, solo consiguen hacernos perder el tiempo. Se nos pasan las horas trabajando y cuando acaba el día no hemos hecho nada. ¿Qué falla?

El Principio de Pareto viene a decir que el 20% de una acción produce el 80% de los resultados, mientras que el 80% de acciones restantes solo origina el 20% de los resultados. La pregunta que debes hacerte es: ¿cuál es ese 20% de actividades que más resultados genera? Identifícalas y céntrate en ellas. Tu productividad se disparará.

  1. Haz pequeñas pausas durante tu jornada.

Es imposible estar ocho horas seguidas concentrado. De hecho, cuesta estar más de una hora al cien por cien. Nuestro cerebro necesita descansar y resetearse, y la mejor forma de conseguirlo es tomando pequeños descansos frecuentes.

Por ejemplo, diez minutos de descanso después de cada hora de trabajo, o veinte minutos cada dos horas. El objetivo es liberar el estrés de la mente para que se despeje y funcione mejor. Si no estamos concentrados y enfocados en lo que hacemos nuestra productividad caerá en picado. Aprovecha esas pausas para caminar, estirarte e hidratarte.

Bonustrack

¿Necesitas más trucos para dejar de perder el tiempo? Toma nota de estos cinco. No son tan importantes como los anteriores pero te ayudarán a ser mucho más productivo:

  • Practica 30 minutos de ejercicio después de tu jornada laboral.
  • Dedica determinadas horas del día a consultar el email. Fuera de ese horario, ni lo mires.
  • Organiza las compras familiares para hacerlas un solo día de la semana.
  • No acumules las tareas repetitivas o que menos te gusten. Realízalas poco a poco.
  • Y uno muy importante, deja de perder el tiempo en leer nuevos artículos sobre productividad o en averiguar qué hacen otras personas.

Ahora sí, ¡a aprovechar el tiempo!

boton zaplo blog