empezar a invertir

¿Cuánto dinero necesito para empezar a invertir?

Esta es una de las preguntas más habituales que se hacen todas las personas que quieren empezar a invertir. ¿Cuánto dinero hace falta para iniciarse en bolsa? ¿Tendré que ahorrar durante veinte años o será suficiente con el ahorro de un par de meses? ¿Hay alguna cifra mínima?

Los que son ajenos al mundo de la inversión suelen pensar que la bolsa está reservada para personas con mucho dinero. Personas capaces de contratar a expertos asesores para que gestionen por ellos sus inversiones. Sin embargo, la realidad es bien diferente: cualquier persona puede invertir en bolsa por sí misma y no necesitará mucho dinero para empezar.

Para invertir en bolsa no hace falta que seas rico. Basta con que tengas un trabajo normal, con unos ingresos normales y una capacidad de ahorro normal. De hecho, lo recomendable es empezar con poco dinero, como si se tratase de un “experimento”, e ir aumentando la inversión poco a poco, según vayas viendo los resultados.

Ahorro e inversión van de la mano

Lo que sí que vas a necesitar es ahorrar. Para invertir necesitas tener capacidad de ahorro, ya que el dinero es la materia primera de la inversión. Y es aquí donde muchos ven el problema. Deberías destinas un porcentaje de tus ingresos al ahorro. Y a su vez, un porcentaje del ahorro a a la inversión.

Por ejemplo, si ganas 1.500 euros al mes y quieres tener una capacidad de ahorro del 20%, tendrás que ahorrar 300 euros cada mes. De esa cifra puedes destinar, por ejemplo, 250 euros a inversión y los otros 50 a tu fondo de imprevistos. O quizás a darte un capricho en el futuro, por qué no.

Por tanto, podrías empezar a invertir con esos 250 euros, una cantidad mínima a partir de la cual puedes crear tu patrimonio de inversión. El mes siguiente puedes volver a invertir otros 250 euros, y así cada mes durante un año. De esta forma, en doce meses tendrás 3.000 euros invertidos en acciones.

Para terminar, tres consejos antes de empezar a invertir

Al principio, tu objetivo en bolsa no debe ser obtener altos beneficios, sino ganar experiencia y formación. La inversión bursátil es un terreno muy complicado en el que muchos “valientes” han terminado perdiéndolo todo. Nunca olvides que la mayor parte de la gente que invierte en bolsa por primera vez y sin formación termina perdiendo dinero.

Otro aspecto importante a tener en cuenta, sobre todo si inviertes poco dinero, es conocer el impacto que las comisiones asociadas a la inversión van a tener sobre tu dinero. Existen muchos tipos de comisiones: de compra y venta, de custodia de valores, por cobro de dividendos, por ampliaciones de capital… Que no te pillen por sorpresa.

Por último, según aumenta tu capital invertido, no olvides la regla básica de la inversión: diversifica tu cartera con valores de varias empresas, distintos sectores y diferentes países. En otras palabras, no pongas todos los huevos en la misma cesta. Repartiendo riesgos minimizas la probabilidad de que las cosas vayan mal.

Esperamos haber resuelto todas vuestras dudas. ¡Mucho ánimo en vuestra primera inversión!

boton zaplo blog