divorcio

¿Cuánto cuesta un divorcio en España?

Un divorcio no es agradable para ninguna de las partes implicadas, pero a veces resulta irremediable. Cuando se toma la decisión, no solo habrá que hacer frente al disgusto emocional de romper lo que en su momento fue un bonito matrimonio, sino también a los costes económicos.

Cuando los besos, las rosas y las cajas de bombones no son suficientes para mantener el amor, hay que asumir que el proyecto en común ha fallado y ponerle fin. Aunque para muchos el amor es eterno, la realidad es que los matrimonios en España duran una media de 16 años.

Solo en 2017, 102.341 parejas pusieron fin a su relación. De ellas, 97.960 se divorciaron, 4.280 se separaron y 100 casos fueron nulidades, según la Estadística de Nulidades, Separaciones y Divorcios que cada año publica el Instituto Nacional de Estadística (INE). España es el quinto país con más divorcios de Europa: casi 7 de cada 10 matrimonios acaban en divorcio.

El divorcio no es gratis

Que el coste de un divorcio sea más elevado o más barato dependerá de su complejidad, que básicamente se ve afectada por dos factores: los hijos y el patrimonio común. Los hijos encarecen el divorcio porque exigen regular cuestiones como la custodia o la pensión. Con respecto al patrimonio común, cuánto mayor sea, mayor será el coste del divorcio.

También es importante diferenciar entre el divorcio de mutuo acuerdo y el divorcio contencioso. El primer caso es muy rápido y no tiene por qué ser caro. Basta con que ambas partes se pongan de acuerdo en los puntos fundamentales de la ruptura. Los divorcios contenciosos ya son harina de otro costal. Como acaban en el juzgado son más largos y también más caros.

Coste de un divorcio por mutuo acuerdo

Los divorcios por mutuo acuerdo pueden hacerse de forma online gracias al denominado divorcio express. Hay muchos despachos de abogados que ofrecen este servicio en sus webs. El coste ronda los 500 euros por el abogado más 200 por el procurador. En total, el papeleo saldría por alrededor de 700 euros (350 euros cada miembro de la antigua pareja).

Si prefieres un divorcio más tradicional, estrechando la mano del abogado y del procurador, los costes aumentan. Al haber mutuo acuerdo en la pareja, lo normal es que compartan el coste de ambas figuras. En caso contrario, será el doble de caro para cada parte. En general, el coste del abogado ronda los 1.000 euros y el del procurador 200. En total, unos 1.200 euros (600 euros cada uno).

Coste de un divorcio contencioso

Si no hay acuerdo en la pareja que se rompe pero sí malos rollos y mucho rencor, entonces el divorcio solo puede acabar en un juzgado. Un divorcio contencioso es mucho más caro que un divorcio por mutuo acuerdo. De entrada serán necesarios dos abogados y dos procuradores, por lo que el coste se duplica, pero hay más.

Como señalábamos más arriba, dependiendo del número de hijos, del patrimonio común a repartir y, en definitiva, de la complejidad del caso, el coste será mayor o menor, pero difícilmente bajará de 1.500 euros para cada miembro de la pareja. Este contencioso puede aumentar hasta 15.000 euros si hay empresas en común, muchos bienes, hijos menores…

Por suerte, los divorcios por contencioso pueden convertirse en un divorcio por mutuo acuerdo si ambas partes así lo manifiestan. No hay necesidad de que el mal rollo te deje sin un euro en la cuenta bancaria, por lo que es mucho mejor hacer de tripas corazón y llegar a un acuerdo de mínimos con tu ex pareja.

boton zaplo blog