Contratar un empleado del hogar

Contratar un empleado del hogar: esto es lo que tienes que tener en cuenta

Si te pasas el día trabajando y cuando llega el fin de semana lo último que te apetece es perder una mañana en hacer las tareas domésticas, quizás deberías plantearte contratar a un empleado del hogar. En este artículo te explicamos todo lo que debes tener en cuenta para contratarlo ajustándote a la legalidad para así evitar problemas.

Lo primero que debes hacer al contratar un empleado del hogar es darle de alta en la Seguridad Social, en concreto, en el Sistema Especial para Empleados de Hogar del Régimen General. No importa si va a trabajar ocho horas diarias en tu casa o solo una o dos a la semana. Este trámite es obligatorio para cualquier tipo de trabajador independientemente de su jornada laboral.

La responsabilidad del alta corresponde al empleador, no al empleado. Es decir, tú serás el encargado de acudir a formalizar el alta del trabajador en la Seguridad Social. Solo hay una excepción: si el empleado va a trabajar menos de 60 horas al mes. En este caso puede ser el mismo el que formalice los trámites burocráticos.

Contratar a un empleado del hogar: ¿cómo se formaliza el alta en la SS?

Dos son los documentos necesarios: el modelo TA-6 y el modelo TA-2. Ambos formularios deben presentarse en cualquiera de las oficinas de la Tesorería General de la Seguridad Social junto con una fotocopia del DNI del empleado y del empleador.

  • Modelo TA-6. Es el documento que necesita el empleador para solicitar su alta en la Seguridad Social. Deberá cumplimentarlo con sus datos personales, su domicilio y la cuenta bancaria en la que va a domiciliar los pagos. Puedes descargarlo aquí.
  • Modelo TA-2. Con este documento se formaliza el alta del empleado del hogar en el Sistema Especial para Empleados del Hogar del Régimen General. Deben incluirse los datos del trabajador y del empleado, el tipo de contrato y las horas semanales, y el salario mensual. Puedes descargarlo aquí.

De manera opcional al contratar a un empleado del hogar, junto a estos documentos puede entregarse una copia del contrato formalizado entre las dos partes.

Algunas dudas habituales al contratar a un empleado del hogar

¿Tengo que hacer un contrato laboral?

No es obligatorio hacerlo, con el alta en la Seguridad Social es más que suficiente. Sin embargo, es recomendable. Este contrato puede ser por escrito o verbal (si la contratación es inferior a cuatro semanas continuadas). En función de su duración podrá ser temporal o indefinido.

¿Cuál debe ser la duración de la jornada laboral?

Depende. No existe una duración específica, sino que esta se adapta a las necesidades de las partes interesadas. Podemos distinguir entre jornada laboral completa (40 horas a la semana), a tiempo parcial (menos de 40 horas semanales) o por horas (si el servicio es inferior a 120 días anuales).

¿Cuánto debo pagarle?

Como en cualquier otro sector, la remuneración del empleado del hogar no podrá ser inferior al Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Desde el 1 de enero de este mismo año el SMI sube de 735,90 euros a 900 euros mensuales. El equivalente es de 30 euros al día.

Por tanto, si tu empleado del hogar tiene una jornada completa deberá cobrar como mínimo 14 pagas de 900 euros mensuales cada una. En el caso de jornada parcial, le corresponderá la parte proporcional a las horas trabajadas.

¿Y si el empleado es extranjero?

Todo es exactamente igual, solo que para el alta en la Seguridad Social necesitarás el NIE o Pasaporte en lugar del DNI. Sería recomendable que le pidieses una copia de la Tarjeta de Identificación de Extranjero (TIE) para asegurarte de que su situación es España está regularizada.

 

Si necesitas una ayudita extra, en Zaplo podemos ofrecerte un crédito online de hasta 2.500 euros (800 si es la primera vez que lo solicitas) a devolver de forma flexible y en cómodos plazos. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!

boton zaplo blog