emprender en solitario

10 consejos para emprender en solitario y no morir en el intento

No nos cansaremos de repetirlo: emprender no es fácil. El camino del emprendedor está lleno de obstáculos y para sortearlos de forma efectiva no bastan la ilusión y las ganas. Si quieres emprender y además quieres hacerlo en solitario, aquí tienes algunos consejos que te pueden ser de gran ayuda. Hoy hablamos sobre emprender en solitario.

Emprender en solitario será más sencillo si sigues estos consejos

1. Ponte un horario y respétalo.

En serio, hazlo. Es muy importante que aprendas a controlar tus tiempos. De lo contrario, serán ellos los que te controlen a ti. Solo los más fuertes de mente consiguen encajar en el mismo puzle su vida personal y profesional. Sé uno de ellos.

2. Aprende a gestionar tu agenda.

Vas a convertirte en una persona polivalente que igual llama por teléfono a un proveedor, responde a un email, hace una venta o emite una factura. Te agotarás si no eres capaz de gestionar tu agenda de forma eficiente, con orden y priorizando las tareas.

3. Ten tiempo libre para ti.

Si es necesario bloquea en tu agenda ese tiempo. Si emprendes en solitario y además tienes familia habrá momentos (muchos) en los que te sentirás desbordado. Por eso es fundamental que reserves un pequeño hueco en el día para ti y para tus cosas. Tu bienestar depende de que tengas un poco de tiempo para tus asuntos.

4. Déjate ayudar por la tecnología.

Las nuevas tecnologías pueden ser de gran utilidad en tu día a día. Apps como Trello, Toggl, Evernote o cualquiera del estilo te pueden ayudar a gestionar tus tareas, tu tiempo y tus notas. Dales una oportunidad y tu productividad mejorará. No te quedes en el boli y papel o tu competencia te adelantará por la izquierda.

5. Relaciónate con gente de tu entorno.

Contacta con emprendedores como tú o con otros profesionales de tu sector. Si te relacionas con tu entorno estarás al día de las novedades que te puedan afectar, encontrarás oportunidades con las que ganar más dinero, aprenderás cosas que no sabías y, lo más importante de todo, no te sentirás un lobo solitario.

6. No dejes de conocer a tu cliente.

Muchos emprendedores fracasan porque no dan importancia a este punto. Analiza con esmero quién es tu cliente: su edad, su sexo, su presencia en internet, su forma de pensar… Todos los detalles son importantes. Crea una base de datos con esta información y no dejes de actualizarla y de extraer conclusiones.

7. Nunca olvides el marketing.

Tu visibilidad lo es todo, más si cabe si quieres emprender en solitario, ya que dependes solo de ti mismo. Aún cuando el boca a boca sea efectivo, no te olvides del marketing. En el mundo hay millones de personas que podrían estar interesadas en tus servicios pero que ni siquiera saben que existes. La inversión en publicidad debería ser constante, principalmente en internet.

8. Asiste a eventos offline.

Sobre todo si tu negocio es online, no te encierres detrás del ordenador. Deberías asistir a meetups, congresos, conferencias, ferias del sector… Déjate ver en todos los eventos offline que te permita tu agenda. No solo te darás a conocer sino que también humanizarás tu trabajo.

9. No abandones tu formación.

Es uno de los grandes errores que comenten muchos emprendedores por falta de tiempo. Si descuidas tu formación estás perdido. En internet hay muchísima formación, tanto gratuita como de pago, con la que actualizar tus conocimientos. Desde cursos online hasta tutoriales en Youtube pasando por webinars, ebooks o membresías. Recuerda que eres tu mayor activo, sobre todo si quieres emprender en solitario.

10. No pierdas el foco.

La dispersión puede lastrar tu productividad y acabar con tu motivación y con tu negocio en el fondo de un pozo. Debes aprender a focalizar tus objetivos. Ponte metas y lucha por ellas. Es fundamental para emprender en solitario. No dejes que los estímulos que te rodean, empezando por las distracciones de internet y acabando por la familia, te hagan perder el foco de tu negocio.

boton zaplo blog