comprar un coche km 0

¿Merece la pena comprar un coche km 0?

Comprar un coche no es una buena inversión. De hecho, es justo lo contrario: una inversión pésima en la que la pérdida de dinero va en aumento con el paso del tiempo. Cada año que pasa, tu coche valdrá menos. Pero… ¿y comprar un coche km 0?

En el mismo momento en que matriculas por primera vez tu vehículo y lo sacas del concesionario, pierde en torno a un 10% de su valor. Cuando pasa un año, el coche se habrá depreciado otro 10% adicional. Y en solo 5 años habrá perdido el 60% de su valor de fábrica. Seguro que se te ocurren mil inversiones mejores para tu dinero.

Sin embargo, el coche a veces es una compra obligatoria. Si no vives en una gran ciudad y tu trabajo no está cerca de casa, tienes tres opciones: cambiar de trabajo, cambiar de casa o usar el coche para ir de casa al trabajo y del trabajo a casa. Como imaginas, casi todo el mundo elige la tercera opción.

Comprar un coche km 0, una solución para todo el mundo

Si estás pensando en renovar tu vehículo o en comprar uno por primera vez y no quieres que la inversión sea tan catastrófica, puedes plantearte adquirir uno de kilómetro 0.

Los coches de km 0 son coches nuevos, solo que ya han sido matriculados por el concesionario o por la propia marca por motivos comerciales. Por ejemplo, para lograr el objetivo de ventas del trimestre o del año.

Al haber sido matriculados, comienza su proceso de devaluación. Sin embargo, son coches que nunca han sido usados por particulares y que suelen tener muy pocos kilómetros (como máximo algunos cientos).

Es importante diferenciar entre coches de km 0 y coches seminuevos, ya que no son lo mismo. Los seminuevos (o vehículos de ocasión) son coches de prueba que usan los concesionarios para que sus clientes experimenten la sensación de conducirlos antes de comprarlos, y no pueden ser vendidos en ningún momento como coches de km 0.

Las ventajas de comprar un coche km 0

Los coches de km 0 ofrecen tres ventajas sobre los coches totalmente nuevos que podrían justificar su compra:

  1. No tienen desgaste. Como te hemos explicado, se trata de vehículos sin uso, si acaso, con algunos cientos de kilómetros como máximo. Por tanto, siguen siendo coches nuevos.
  2. Son más baratos. Aunque depende del modelo de coche y del momento de compra, un km 0 nos puede ayudar a ahorrar entre un 15 y un 20% respecto al mismo coche si lo comprásemos sin matricular.
  3. Paga y llévatelo. Nada de encargos ni de esperar a la matrícula. Los plazos de entrega de los km 0 son muy reducidos, ya que están listos para la venta.

Parecen una compra maestra, ¿verdad?

Inconvenientes de comprar un coche km 0

A pesar de estas ventajas, también hay algunos “pero”. Estos coches tienen dos inconvenientes principales:

  1. La garantía es menor. El periodo de garantía empieza cuando se matricula el vehículo, por lo que si tú lo compras 8 meses después de haber sido matriculado, la garantía de 2 años se reduce a solo 1 año y 4 meses.
  2. No lo puedes personalizar. El coche es el que es, tanto en kilometraje como en personalización. No puedes elegir un color más claro ni un asiento más deportivo. El producto no admite cambios.

Si te preguntas si merece la pena comprar un coche km 0, te diremos que en la mayoría de los casos, sí.

Se trata de coches que suelen venderse rápido, con lo que la pérdida del periodo de garantía normalmente es mínima. Por otra parte, los concesionarios eligen como coches de km 0 los que tienen colores neutros y configuraciones de fábrica más o menos populares, por lo que resultan atractivos para la mayoría de compradores.

 

Si estás pensando en renovar tu vehículo, no pierdas la ocasión de preguntar por este tipo de coches.

Si necesitas una ayudita extra, en Zaplo podemos ofrecerte un préstamo rápido de hasta 2.500 euros (800 si es la primera vez que lo solicitas) a devolver de forma flexible y en cómodos plazos. Es muy sencillo y solo te tomará diez minutos. ¡Apenas hay papeleo!

boton zaplo blog