cómo reformar una casa

Cómo reformar una casa para conseguir su revalorización

A la hora de abordar la venta de una vivienda es esencial que tenga un aspecto atractivo para los potenciales compradores. La primera impresión siempre es esencial, tanto en una visita física como al ver las fotos en algún portal inmobiliario. Por ello, tenemos que centrar nuestros esfuerzos en dar un toque actual e interesante que enganche al público y provoque una revalorización de la casa. En el post de hoy hablaremos sobre cómo reformar una casa para conseguir que valga más.

Quizá te interese leer | ¿En qué consiste el alquiler con opción a compra?

Cómo reformar una casa sin morir en el intento

En este sentido, hay que desterrar la idea de que hacer reformas en casa ha de ser un proceso tremendamente incómodo y costoso, pues lo más importante es analizar bien las carencias y los puntos fuertes de la vivienda y actuar en consecuencia de una manera eficiente.

Para ello, te proponemos algunas claves sobre cómo reformar una casa sin necesidad de hacer un gran desembolso:

  • Pintura: El primer paso puede ser dar una mano de pintura a la casa, un proceso sencillo pero muy vistoso. Todos sabemos el importante cambio de aspecto que produce una buena pintura, libre de desconchones y manchas y que hace que la casa huela a limpia. La opción más segura es apostar por el blanco, pues aporta sensación de amplitud y multiplica la luminosidad de la casa, y es un color neutro que es más fácil que se amolde a los gustos y estilos de cualquier comprador.

Quizá te interese leer | ¿Qué pensión de jubilación voy a necesitar?

  • Cocina: La cocina es uno de los espacios más importantes de una casa. Da lo mismo si somos más o menos cocineros, el aspecto de una cocina suele ser una de las razones que nos echan para atrás o nos convencen de dar el paso al adquirir una vivienda. Si no estamos pensando en una reforma integral, hay maneras de lavarle la cara a la cocina y conseguir actualizarla. Eliminar unos azulejos pasados de moda, poner una encimera de granito o cambiar los muebles de cocina tendrán un efecto sorprendente, pero en ocasiones, con cambiar las manillas del mobiliario y poner electrodomésticos nuevos, el aspecto mejora sorprendentemente.
  • Baño: Con el baño ocurre lo mismo, una reforma a fondo puede ser cara, pero una intervención intermedia puede marcar la diferencia. Cambiar una bañera por una ducha es un paso que no suele fallar. Es más práctico y te hace ganar unos metros para almacenaje. Otros detalles como colocar un espejo y un toallero nuevos le darán al cuarto de baño un aire actualizado.
  • Suelos: Es otro de los elementos más importantes. En muchas ocasiones el pavimento no tiene un diseño demasiado actual o difiere en las distintas estancias de la vivienda. Una solución fácil y económica es colocar encima una tarima (de madera o de imitación) que unificará toda la casa dándole un aspecto acogedor y moderno.

Quizá te interese leer | Cinco consejos para no caer en la trampa del consumo irracional

Como se puede ver con estos pequeños trucos nuestra casa estará reformada por poco dinero y conseguiremos tener más posibilidades de venderla y probablemente a un precio muy superior a lo invertido. ¿Sabes ya cómo reformar una casa sin desesperar?

boton zaplo blog