planificar una herencia

Cómo planificar una herencia paso a paso

Si quieres ahorrarle quebraderos de cabeza a tus seres queridos más vale que planifiques correctamente tu herencia. Dado que tú no vas a estar presente para decidir qué hacer con tus cosas, lo mejor es dejarlo todo bien atado y así evitar las disputas entre los herederos. Planificar una herencia no es difícil, pero tiene su misterio.

Porque ten una cosa muy clara: si no eres tú quién planifica tu herencia lo hará el Estado por ti. Y lo hará a su forma, no a la tuya. El capítulo II del Código Civil es el A-Z de las herencias. El procedimiento a aplicar está ahí y es bastante complejo, ya que divide la herencia en tres partes: el tercio de legítima, el tercio de mejora y el tercio de libre disposición.

Dedicar un poco de tiempo a planificar una herencia es una de las cosas más sensatas que puedes hacer y que más agradecerán en el futuro tus herederos. En España hay varias fórmulas para conseguirlo, siendo el testamento la herramienta más utilizada de todas.

planificar una herencia

El testamento: qué es, cuánto cuesta y cómo se hace

El testamento es un instrumento legal que expresa la voluntad del testador para que en el futuro, cuando fallezca, unas determinadas personas pasen a ser las legítimas herederas de sus propiedades. En otras palabras, es la forma de distribuir los bienes de un persona tras su muerte. Es la forma más cómoda de planificar una herencia.

¿Y hay que esperar a estar en edad avanzada para hacerlo? No. Cualquier persona mayor de 14 años y en pleno uso de sus facultades mentales puede hacer su testamento. Además, el coste no es nada elevado: ronda los 40 euros.

Con el fin de evitar problemas futuros lo ideal es que se haga ante notario. No solo daré fe del proceso y se asegurará de que se cumplen todos los requisitos legales, sino que también será el encargado de archivarlo en el Registro de Últimas Voluntades.

Basta con decidir cómo queremos distribuir nuestra herencia y acudir al notario con el DNI. En función de cuál sea nuestro patrimonio y de cómo queramos repartirlo podría solicitarnos más documentación. A lo largo de una vida se pueden hacer tantos testamentos como se desee pero solo prevalecerá el último que se firmó.

Donación en vida, la alternativa al testamento

Existe una alternativa al testamento cada vez más extendida: la donación en vida. En otras palabras, donar parte del patrimonio antes de morir. No obstante, no deja de ser un anticipo de la herencia y por esa razón también tributa por el temido Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Lo que mucha gente hace es cuantificar la carga fiscal de la herencia frente a la carga fiscal de la donación. En algunos casos interesa heredar, mientras que en otros es preferible una donación en vida. Por ejemplo, para beneficiarse de determinadas reducciones fiscales.

Consejos para planificar una herencia

Para terminar, tres consejos que te pueden ayudar a planificar una herencia:

  1. Se pagan menos impuestos heredando una casa que recibiéndola en donación.
  2. La llamada “plusvalía del muerto” hace que sea más interesante heredar activos que heredar dinero.
  3. Si el patrimonio que dejas en herencia es muy elevado deberías donar algo de dinero en vida para que tus herederos puedan hacer frente al impuesto de sucesiones.

Deseamos haber resuelto todas tus dudas con este artículo. Si no es así plantéala en los comentarios y te responderemos lo más rápido que podamos.

boton zaplo blog