inspirarse para escribir

Cómo inspirarse para escribir

Algunos lo llaman miedo al folio en blanco. Los que nos dedicamos a la redacción sabemos que el párrafo más complicado de todos es el primero. Una vez consigues escribir cuatro o cinco líneas las palabras comienzan a fluir, desaparece la parálisis y llega la inspiración. Tan simple y tan complicado que parece mentira. Inspirarse para escribir a veces es más difícil de lo que nos gustaría.

Si tú eres de los que no sabes cómo inspirarte cuando estás delante del folio en blanco o necesitas un pequeño empujón para encender tu modo creativo, aquí van algunos consejos para inspirarse para escribir.

Cuatro consejos para inspirarse para escribir: cómo llamar a la musa de la inspiración

  1. Lee a alguien que te inspire.

Todos tenemos a un escritor, blogger o copywriter de referencia. Quizás esa persona fue el origen de tu pasión actual por la escritura y, quieras o no, con mayor o menor acierto tratas de imitarlo en tus textos. Una muy buena forma de inspirarte es dedicar unos minutos de tu tiempo a leer sus trabajos antes de empezar el tuyo propio.

  1. Crea un ambiente en el que te sientas a gusto.

Es muy importante que te sientas cómodo y relajado en el lugar en el que vas a desarrollar tu trabajo de escritura. Si vas a pasar muchas horas al día generando contenido propio necesitas crear una atmósfera agradable que te ayude a concentrarte.

Te recomendamos que elijas un espacio con bastante luz natural y que plasmes en él tu personalidad. Los colores deberían ser cuánto más claros mejor y el orden es un factor clave para conseguir concentración. Y si el espacio te lo permite, instala un sofá en el que puedas sentarte a descansar cuando tu cerebro esté cansado.

  1. Investiga el tema sobre el que quieres escribir.

Si la extensión del artículo que vas a escribir es pequeña no necesitarás de un gran trabajo de investigación. Las cuatro ideas que tienes en la cabeza y tus habilidades de redacción serán más que suficientes para crear un buen contenido. Por el contrario, si el trabajo de redacción es más voluminoso, o si el tema es más complejo, no te queda más remedio que investigar.

Debes destinar el tiempo que sea necesario a estudiar el tema sobre el que quieres escribir. Puedes empezar por la Wikipedia, que siempre sienta la base de cualquier idea, y posteriormente ampliar al contenido que ofrece Google en las primeras páginas. Cuanto más profundices en el tema más ideas se te ocurrirán y más fácil será que encuentres la inspiración para tu texto.

  1. Define la estructura del artículo.

En lenguaje HTML llamamos h1 al título, h2 a los subtítulos principales y h3 a los subtítulo secundarios. En este artículo que tienes delante el h1 sería el titular: “Cómo inspirarte para escribir”, el único h2 es “Cuatro consejos para inspirarse para escribir: cómo llamar a la musa de la inspiración” y los h3 son cada uno de los 4 sub apartados que componen el artículo.

Una forma muy eficaz de inspirarte es definir cuál va a ser la estructura del artículo que quieres escribir. Si creas una imagen en tu mente del resultado final del mismo te resultará mucho más sencillo realizarlo. Además, si lo haces así podrás investigar por separado cada uno de los h2 y h3 y así recabar más información y de mejor calidad.

En este mismo sentido, suele ser una buena idea visualizar la meta del artículo. Para conseguirlo prueba a hacerte preguntas como las siguientes: ¿Qué quiero transmitir al lector con mi artículo? ¿Qué preguntas quiero responder? ¿Qué me gustaría leer si fuese yo el lector? ¿Qué se puede mejorar en los artículos ya publicados sobre este tema?

boton zaplo blog