empezar 2019 invirtiendo

Cómo empezar 2019 invirtiendo

Pasada la tempestad navideña de vacaciones, polvorones y sobremesas toca volver a la rutina. Con el cambio de año te encontrarás con la tentación de marcarte objetivos para el año entrante, muchos de los cuales, no nos engañemos, estarán condenados al fracaso. Pero… ¿y qué tal empezar 2019 invirtiendo?

Desde un punto de vista inversor es probable que también te fijes objetivos a lograr: diversificación de porfolio, rentabilidad o simplemente empezar a invertir. La propuesta que te hacemos desde Zaplo para empezar 2019 invirtiendo va más allá de unos objetivos difíciles de concretar y de alcanzar, va de avanzar despacio, pasito a pasito, hasta poner tu dinero a trabajar para ti casi sin darte cuenta.

La estrategia inversora de la hormiga

En la fábula de la cigarra y la hormiga esta última lo tenía claro, grano a grano se aseguraría un invierno plácido. En términos de inversión, un buen plan para 2019 es empezar a destinar una cantidad de dinero de forma regular a cualquier producto financiero que te encaje en riesgo y rentabilidad.

Da igual si es un plan de pensiones, fondos indexados, acciones o un seguro de ahorro, la clave está en la constancia para que muchos pocos terminen sumando una cantidad importante de forma regular. A la mayoría de las personas les cuesta hacer una inversión de golpe, por lo que esta es la solución para empezar 2019 invirtiendo. Sin más pretensiones que la regularidad.

Productos financieros para empezar 2019 invirtiendo

Aquí van algunas propuestas que puedes incluir en tu estrategia de inversión para 2019.

1º. Plan de pensiones

Sí, 2019 ha llegado, y sin avisar, -¡si hace nada era verano! – Que el tiempo avanza deprisa es una realidad, que deberías ir planificando una estrategia de ahorro a largo plazo también.

El plan de pensiones, aunque te pueda sonar a cosas de abuelos, no es más que una forma de hacer aportaciones mensuales a una hucha que a su vez se reinvierte para sacarle rentabilidad. Eso sí, lee la letra pequeña, conoce los entresijos del plan y no contrates nada que esté por encima del riesgo que puedes tolerar.

2º. Fondos indexados

Basándonos en términos históricos podríamos decir que el IBEX-35, y los demás índices bursátiles, tienden a subir a largo plazo. Si el cortoplacismo es una apuesta, el paso del tiempo ha demostrado ser sinónimo de rentabilidad asegurada.

Con esa máxima trabajan los fondos indexados, cuya estrategia consiste en imitar el comportamiento del índice para conseguir sus mismos resultados.

Si no tienes conocimientos de inversión, pero tienes el propósito de empezar 2019 invirtiendo, empieza destinando una cantidad de forma regular a fondos indexados. Dentro de unos años lo estarás agradeciendo.

Si, por el contrario, te manejas en el parqué como pez en el agua, aplica la misma estrategia de la constancia durante todo 2019 y si has invertido bien obtendrás el beneficio extra de haber sido regular en las aportaciones.

3º. Crowdlending

¿Te han parecido aburridas las anteriores propuestas? Si tu espíritu millennial te pide inversiones más innovadores te invitamos a conocer el crowdlending. Los préstamos entre personas (peer-to-peer) están poniéndose de moda y es una buena forma de arrancar el año invirtiendo y ayudando a otros a lanzar sus proyectos.

Y si necesitas más opciones de inversión puedes plantearte hacerlo en empresas que reparten dividendos, en startups, en inmuebles o en monedas extranjeras. No empezar cuanto antes sería una irresponsabilidad por tu parte. Por un 2019 inversor, brindemos.

boton zaplo blog